Comer como en casa

Solemos decir que comemos como en casa cuando estamos cómodos y a gusto en un sitio. Sin embargo, o el resto de las casas son muy diferentes de la mía, o no es una afirmación que se sostenga si lo miramos con cierto detalle. Imaginaos en vuestro restaurante favorito y haced un recuento, ¿os habéis dado cuenta de que los manteles en muchos casos son de lino? ¿y la cubertería y cristalería? En fin, he visto mesas en las que tras una de estas comidas caseras aparecían no menos de cuatro copas por comensal y se habían realizado tres o cuatro cambios de servicio, por no hablar de los extensísimos menús de degustación, tan de moda ahora mismo, donde pueden llegar a usarse tres decenas largas de cubiertos por comensal.

Viene vendiéndose en los últimos años que los clientes huyen de los restaurantes formales, de ese lujo que casi siempre se acompaña del adjetivo decimonónico –todo el lujo es decimonónico. Seguramente porque cuando hablamos de boato se nos vienen a la cabeza mesas desnudas y un servicio informal. Es la punta del iceberg, en todo caso aquello que se asocia a la ostentación. Se olvidan del dinero que cuesta que el plato llegue caliente a la mesa –no todas las cocinas son iguales-, al precio que cuesta un buen pan –esto al parecer no es un lujo- o del aparcacoches, el servicio de lavandería o de limpieza. O una buena bodega -¿acaso la sumillería no vale dinero?. Incluso en las casas de comidas más modestas de Madrid nos disgustamos cuando en lugar de una buena copa bebemos en un catavinos.

Los clientes no evitan el lujo, sino que buscan pagar menos. No es lo mismo. Me decía un buen cocinero de Madrid que cada día le exigen más y que, probablemente, la gente no lo valora cuando mira la factura. No le ha quedado otra que montar un carro de quesos –que apenas le solicitan- y otro de licores con una docena de ginebras y las correspondientes tónicas de moda. Hoy en día o se ofrece la carísima merluza del puerto de Celeiro o lo que vendes es filfa. En realidad, al menos en Madrid, hemos entrado en una dinámica de esnobismo que debería llevarnos a la reflexión.

Los manteles de lino son carísimos, y las copas de la marca Riedel también. Además tienden a mancharse y a romperse, se gastan, cosas que sólo se ven cuando el cliente se levanta de la mesa. Es por todo esto por lo que sigo yendo a los restaurantes. Raramente se come como en casa.

117 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

117 Respuestas a “Comer como en casa

  1. Pobres vacas, despedidas por ineficientes. Pues si que es dura la reforma laboral.

  2. La cuota de hagiografías empieza a fragmentarse y los hagiógrafos oficiales, los instalados, aúllan. Esto es lo que pasa.

  3. muy buena reflexión…yo realmente lo que más valoro de comer en casa la mayoría de las veces no es la comida, sino sentirme en casa

  4. Me ha gustado mucho el post. Yo, cuando salgo de casa a comer, no quiero sentirme como en casa, quiero sentirme como un rey. También hay quien come fuera de casa por obligación, o por negocio. Como decía un buen amigo mío: la de langosta que hay que comer para llevar los garbanzos a casa.Me ha gustado el tema del carro de quesos. Se considera propio de un restaurante de alto nivel, pero como en España no tenemos cultura de quesos, no los valoramos y, por tanto, no los demandamos, porque si el queso de calidad es caro, en el restaurante es caro x 3. Así que el queso languidece en el carro, se seca o se pasa… y para que salga rentable hay que subir el precio, con lo que el círculo vicioso se refuerza. La única solución que veo, si de verdad se quiere apostar por el queso en el restaurante, es incluirlo como parte del menú. Algo que se hace frecuéntemente en Francia, donde en muchos menús cerrados (del entorno de los 30-40 euros), se incluye un pedacito de queso que redondea la experiencia sin suponer mercancía invendida ni un gran sobrecoste.Por último, el tema de las copas… creo que se magnifica. En general en España se utilizan mejores copas de vino que en la mayor parte de los países Europeos. No nos podemos quejar. Y, en cuanto a su coste, una copa de vino digna, válida para el 95% de los establecimientos de hostelería de este país, le cuesta al restaurante menos de 2 euros por copa (más el IVA).

  5. Muy de acuerdo con el post. Si no, ¿por qué nos gusta tanto ir a los restaurantes?Estuve el fin de semana en Arce, por primera vez, y, la verdad, francamente bien. Es cierto que Iñaki es un personaje, y entiendo que a algunos les eche para atrás (y más si han sufrido algunas de las situaciones que se cuentan por ahí), pero con nosotros estuvo muy enrollado. Nos trataron bien, nos sentimos a gusto, disfrutando de un cierto nivel de lujo (no sé si decimonónico, este yo creo que era más bien ochentero) y la cocina estuvo a buen nivel. Por la mesa pasaron ahumados, verdura de temporada, caza, casquería, repostería golosona… Calidad en los productos y buen nivel en la cocina, tocando palos muy distintos sin altibajos. Muy recomendable, vaya, a poco que vayas dispuesto a aceptar ciertas "reglas del juego". A este respecto, hay que hacer notar que el hecho de que nos "cantara" los platos y nos pusiéramos en sus manos para el vino no supuso inflar la factura ni mucho menos. Todo muy correcto por ese lado.

  6. La noche se nos torció a la salida, eso sí. Control de alcoholemia en Jorge Juan, sopla mi mujer, 0,0, qué bien, los papeles, todo en regla… Pues bien: multa a los amigos que llevábamos detrás por no llevar cinturón (en un trayecto de seis manzanas, empotrados, como iban, en el asiento como consecuencia de la silla del niño). Pero bueno, hasta ahí, son las reglas, hay que cumplirlas, y si te pillan, pues oye, la pagas. No lo discuto. Con lo que no puedo es con la prepotencia, el tono, el gesto "marcapaquete"… Podían ser un poquito amabes y educados estos señores… ¡A mi amigo se lo querían llevar a la comisaría por no llevar el DNI! En fin, viendo lo de Valencia a lo mejor aún tenemos que dar gracias de que no nos atizaran…

  7. El otro día vi un mantel de lino… treinta mil pesetas, ni más ni menos. Es en ese momento cuando piensas lo que vale el inmovilizado de un restaurante.

  8. Fartón: Creo que los taxistas y los policías son las dos únicas profesiones que siguen y seguirán "más allá de la redención".

  9. Los taxistas están mansos, mansísimos desde hace un par de años.

  10. Del post anterior;tema mantequilla.Intentare pillar la Echire;pero claro me surge una duda que se hace extensible a otras materias primas.Hablo desde mi posicion economica,claro esta.Imagino que esta mantequilla estara cojonuda con un buen pan;pero para cocinar como hacen los franceses?merece la pena el mejor AOVE para guisar?en mi modesta opinion no.Merece la pena hacerse un bocata con jamon de Joselito?pues no…no creo que la diferencia entre este y un buen jamon se note en medio del pan.Y ya no es una cuestion economica…sino del propio paladar…hay que tenerlo muy fino para segun que cosas.Con una venda en los ojos habria muchas sorpresas.

  11. Por cierto;entonces en Francia se puede hacer mantequilla con nata cruda y en España no?y la UE?

  12. Holden, me quedo con los taxistas aunque sean de los que no oyen más que ES Radio.

  13. Numeritos sigue en su línea. Felicidades por el artículo.

  14. Totalmente de acuerdo con lo que comenta Pisto. He visto cada copa en restaurantes "finos" del extranjero…Y la verdad, yo para comer como en casa me quedo en casa.

  15. Si os fijáis en los bistrós parisinos, la copería es una caca -casi sin excepción- y la mantelería de medio pelo. Ahí va el precio.

  16. Eso es cierto, Carlos. El problema es cuando en sitios como El Refugio te encuentras el mantel agujereado, lo que no es obstáculo para que luego te agujereen el bolsillo. Para comer como en casa no me salen ni 3 locales en toda Coruña, 5 si estiro la goma.

  17. Eso me ocurrió en un gran restaurante michelinado español, Il Trovatore. Pero es que este debía estar perdiendo pasta a espuertas.

  18. El tema de los manteles de lino no es sólo comprarlos, sino el mantenimiento, lavarlos sale por un pico.Ayer cata de vinos lombardos. Los Sforzatos no son para mi. Aunque estaba en la últimas, me gustó catar el Ca'del Bosco 1981: primera cosecha elaborada y botella número 5. Su blanco 2008 estaba QTC4.

  19. Y ayer, por fin, acabé con el circuito de los cocidos carnavalescos. Cinco en 12 días. Y, en su mayoría, bastante flojos. Lacones insípidos, carentes de grasa. Grelos de dudosa procedencia. Raciones, en algún caso, emplatadas. Pero dejemos lo malo a un lado. Excelente el cocido de Casa Rosinda, en Trazo. Y muy rico el de la Vinoteca Gloria, en Coruña. Ambos a 25 € por barba.

  20. Cocido emplatado es un oxímoron.Yo voy a ver si encuentro un bacalao de cuaresma por Madrid que merezca la pena. O sea, mejor que el que yo haría en casa.

  21. Carlos, yo tengo en casa un mantel de hilo. Me lo hizo a mano mi madre y me dijo, literalmente "cuídalo, porque no vas a tener otro así en tu vida". Amén del precio de la materia prima es muy complicado de tejer y, lo que es lo peor, se arruga con mirarlo. Para que esté decente hay que usarlo nada más plancharlo o, en su defecto, volver a plancharlo en la mesa. Muy pocos restaurantes están para ésto…

  22. Al igual que pasa con copas, cubiertos, vajillas y demás inmovilizados. Hay que valorar muy positivamente a restaurantes que mantienen juegos espléndidos de copas de todo tipo de Riedel, Zwiesel, Spiegelau… Eso ya no se lleva. No es rentable…

  23. En efecto, Jesús. Por eso cuando oyes "caro" o "barato" conviene tener cuidado con valorar todo lo que el restaurante ofrece.Es por eso por lo que soy crítico con las valoraciones de Zagat o la que ayer publicó 11.870. Hay que haber ido a muchos restaurantes para poder valorar uno.

  24. Eso, o por lo menos saber contextualizar. Personalmente o me importa que un restaurante no tenga manteles o no tenga copas Riedel, pero si lo tiene, lo valoro muy positivamente. Igual que lo del carro de quesos o una gran bodega con stock de grandes vinos con añadas míticas (aunque estén fuera de mi alcance), porque tienen unos costes de almacenaje brutales…

  25. Ana

    Carlos, un día de esos que una ha de "ir de hospital" hice parada y fonda en la esquina de la calle Ibiza con Doctor Esquerdo, en el restaurante Santaolaya,establecimiento corriente de barrio e inestimable lugar de acogida a los visitantes del Gregorio Marañón, por ponerle una clasificación. Comí, si no el mejor de mi vida, un estimable potaje de cuaresma, con sus garbanzos, sus espinacas, sus rellenos, su bacalao y… hasta su canesú…

  26. Ana

    Paco habló ayer en Logroño y, entre otras cosas, dijo: "en la actual coyuntura no existen clientes suficientes en España para tanto restaurante de alta cocina."Cuates, tomen nota. Toca comer como en casa en el restaurante de la esquina.

  27. Ana

    Paco Morales, no cualquier Paco, es quien dijo eso. ¡Coñe!

  28. Ana, gracias por la pista.No hay tantos clientes para la alta cocina ni siquiera en Madrid o Barcelona. O Valencia.

  29. Aunque yo matizaría que, para lo que seguro que no hay clientes, es la la gastronomía de vanguardia.

  30. Cocido en el Sur de Galicia en Ponteareas a 20km de Vigo todos los miercoles hacen el cocido de matanza propia, por cierto los chorizos con patatas fritas y huevos todo casero por 14€ pax espectacular Meson Berceo

  31. Acabo de ver varios jeeps del Ejército circulando por la Diagonal. El estado de alarma es inminente. Espeto está dejando Barcelona desabastecida.

  32. A mí me gusta el lujo, del decimonónico y del otro, en casa y fuera. Otra cosa es que se acabe la pasta.Licenciat, declino toda responsabilidad. Por si no se ha fijado, hoy es 23F. Aunque es probable que algunos se hayan alarmado en la Boquería esta mañana.El barman italiano del Ohla es un coctelero cojonudo. Su Japanese (coñac+angostura+bíter de almendra amarga) es insuperable. Lo malo es que se le va un poco la pelota y terminó preparándome un cóctel de whisky con humo, en una calavera de cristal y con música de miedo sonando en su iPod. Terrorífico. No es muy dado a encajar las críticas, por cierto.Numeritos, me gusta tu post. Yo tampoco quiero sentirme como en casa cuando salgo fuera, ni hacerme amigo de los peludos que han puesto una casa rural.

  33. Jeje estaba convencido de que vendrías a quejarte de lo de la calavera…en fin…hay que pagar el alquiler y es un show con pegada entre los turistas.A ver si encuentras un hueco para ver la colección de maltas de La Palma, que vas a disfrutar como un enano.

  34. Emiliano, iluminame donde se compran las moscovitas de rialto? Tengo mono.

  35. Los moscovitas de Rialto se compran en la confitería Rialto, naturellement. Calle Nuñez de Balboa semiesquina Juan Bravo.

  36. Moscovitas de Rialto venden también en Cafés La Mexicana. Buenísimas. A 4 euros la bolsita de 100 gramos.

  37. Carlos o mejor te acercas de fin de semana por Oviedo y te los compras en la casa madre,..

  38. Cuando de adolescente trabajé en un obrador de confitería en Suiza, los "moscovitas" se llamaban allí "florentinos"…

  39. Ya me apetece, Punteru. Especialmente por ver amigos y ver el nuevo restaurante de Martino.

  40. ¿Dónde ha abierto Martino? Pedro me parece uno de los más talentosos cocineros asturianos… Me gusta muchísimo si estilo de cocina.

  41. Jesús, Martino ha abierto "Naguar" en la Avda. de Galicia, en pleno centro de Oviedo. Pero no esperes nada como sus antiguos restaurantes (El Cabroncín y L'alezna) sino un local de los que encaja en la etiqueta "gastrobar", para entendernos.

  42. Pues hay pocos bocados que vayan tan bien con una copa de Henessy como un florentino, Licenciado.

  43. Añadiría, si lo puedes visitar, dos notas: la carta de vinos es corta pero bien escogida, encontrarás sorpresas; y si te ofrecen algún plato fuera de carta suelen ser aciertos seguros. Pregunta precio y si encaja en tu plan, no lo dudes.

  44. Muchas gracias Jorge!!! La próxima visita a Asturias es un fijo.

  45. Lo que ocurre es que si vas a Rialto, puedes comprar también una caja de carbayones y otra de princesitas. Y en Madrid no conozco yo carbayones tan ricos como los de Rialto.

  46. Hoy sale el Light House de Alcobendas en la Guía del Ocio. No menciona que Íñigo Ramírez es el responsable de la cocina -hermano de Ramón Ramírez, muchos lo recordaréis-. Es un sitio interesante.Por cierto que no está enfrente del Diversia, sino en la otra punta de Alcobendas.

  47. Y Don Lisander en Madrid, en Metrópoli. Una buena casa de comidas italiana, sin pretensiones, en la que se echa de menos una selección de vinos un poquito más variada.

  48. Te ha dado fuerte por el Hennessy. Mira que habrá cognacs que ofrezcan más por menos…

  49. Licenciado, ¿por 24 euros? Dime, que busco.

  50. Acabando con la revista de prensa, veo que Sandoval, el entrenador del Rayo, es hermano de los "Coque", que aparecen hoy en Cuaderno Matoses.

  51. Sandoval antes trabajaba como maître en Coque. Yo también me quedé flipando cuando le vi entrenando al Rayo…

  52. Carlos, a colación de lo del twitter y la carta de vinos de Coque. He preguntado a un par de amigos y me han dicho que está bastante subidita de precios en términos generales. Parece que intentan enfocarlo bastante hacia las opciones de maridaje que ofrecen que, según me dicen, son bastante buenas. Personalmente, no soy nada amigo de este tipo de iniciativas, salvo en contadas excepciones, porque por experiencia propia no suelen valer lo que cuestan. Pero aquí parece ser que sí.

  53. Con los maridajes aseguras rotación. Pero no es lo que busco. Quería hacer una reunión con vinos elegidos sobre carta.

  54. Hoy voy a hacer un ragú de rabo de toro. A ver qué tal sale el invento.

  55. Es verdad que por 24€ no hay nada en el proceloso mundo del cognac (o al menos yo no conozco – también es cierto que el cognac no es santo de mi devoción y no investigo), pero tengo la sensación de que beber cognac de ese precio es un poco tirar el dinero, cuando por ca. 50€ fuera de las Big Four típicas del duty free puede haber cosas muy interesantes. De lo poco que he bebido, me ha gustado bastante la casa Camus (barata y con cognacs con personalidad), la casa Park (un inglés en Charentes!) y la casa Delamain. El XO de Delamain por ejemplo es un gran espirituoso sin quebrar la banca del todo (cuesta como 60€). Quizás te compense ese sobreesfuerzo a ti que seguro que bebes con moderación. Tratando con aficionados al cognac he visto que beben cosas que no conoce ni Dios, que es donde está la RCP, y no esas botellas de rapero californiano. Entre pequeños productores anda la cosa: Prunier, Hine, Dudognon et.Dejo de hablar de alcoholes que son las 11:20 y ya tengo ganas de salir del trabajo a emborracharme.

  56. El XO de Hennessy sí está sobrevalorado -en mi opinión-, pero el básico de la casa da la talla, creo que está en la línea de lo que podría dar un coñac 10 o 15 euros más caro.En España dudo que sea fácil encontrar coñacs de pequeño productor. Como sucedía con los champanes hasta hace unos años. Al punto que estos han desplazado a las grandes casas, en algunos casos sin demasiado sentido.

  57. Por favor, donde puedo comprar bacalao Giraldo en Madrid.Muchas gracias.

  58. Pues yo, cuando como fuera, lo que pretendo, precisamente, es que no sea como en casa. Empezando por el pequeño detalle de que me sirvan y continuando por comer cosas mejores y mejor preparadas que en casa y con mejor "parafernalia". (Exclúyase del concepto "comer fuera" la comida de oficinista y bajar con los niños al burguer o al chino, y/o situaciones equivalentes)Y cada vez me gusta más el lujo y la estética. Uno, que se va haciendo mayor…

  59. Anónimo, el Giraldo yo lo compro en La Milagros, un puesto de pescado en el Mercado de Las Ventas.

  60. Estamos de acuerdo, Bibendum. Sera por eso que me gusta Nerua.

  61. Anónimo, aquí por ejemplo. Comerlo me consta que en la Tasquita es el que usan.

  62. Bibendum, pues cuanto más lejos esté el lujo de nuestro alcance, más lo valoraremos.Y cada día lo estará un poco más.

  63. Pues por no salir de Bilbao, Txangu, me quedo con MINA. Al hablar de estética, me refiero al entormo. En el plato prefiero el sabor y, sobre todo, no tener que pensar…

  64. La mayoría de la gente no sabría decir si un plato es amargo, dulce, salado o ácido. Y cuando se combinan varios de estos, le es difícil identificarlos -hay gente que no disocia la acidez modificada con azúcar-. El ser humano común, salvo rarísimas excepciones, no tiene tan educado el paladar como para poder reflexionar sobre un plato. Más allá de si le gusta el golpe de sabor o no. Seguramente algún cocinero podría.

  65. Recomendación del día: La Magdalena de Proust, panadería sita cerca de Mamá Framboise, entrando ya en Chueca.

  66. Yo lo que más valoro cuando voy a comer fuera es que me sirvan vino español.

  67. Bibendum, a mi me gusta más la comida de Mina, pero prefiero salir a comer a Nerua. Nosesimixplico.

  68. Txangu, te explicas fatal.

  69. Carlos, recuérdame que la semana que viene hablemos de coñacs y de armagnacs. Después del cargamento que pedí hace unas semanas a los de Grau se me han trastocado un poco los esquemas.Licenciado, ayer hice el ridículo. Me empeñé en pasar por el Eclipse del W cuando tenía que haber ido a La Palma y así me fue. Algo así como la discoteca de mi pueblo pero mucho más alta. Igual de ruidosa, de incómoda y con cócteles igual de malos a precio de whiskería. Ni siquiera faltaban el Jonathan y la Vanessa de camareros. No merece el desvío, desde luego. Ahora, el bar del Mandarín Oriental me parece una joya (cara).

  70. El coñac es un perfecto aliado del café y del anís.El Sun&Shade es un cóctel placentero del que muy pocos saben disfrutar. Prejuicios mandan.Y cuando se habla de Ramón Ramírez hay que descubrirse y ponerse serio. Un maestro.

  71. Para comer en casa, sinceramente, me quedo en casa.Yo voy a comer, a cenar, a gastarme la pasta en definitiva, para encontrar cosas que no tengo en casa: mejor cocina, mas comodidad, servicio. A veces, cuando me recomiendan restaurantes de cocina como mucho mediocre, la pregunta que me hago es siempre la misma ¿que come la gente en sus casas?, porque para venir aqui, ni agua y pan.Y no creo que sea esnobismo, pero no puedo con la gente que recomienda un restaurante con mala carta de vinos, servicio regular y donde lo maximo que se puede comer es un solomillo (vuelta y vuelta) peor que el que se puede encontrar en los mercados de Chamartin o la Paz, por poner ejemplos.Lo que tengo muy claro es que, habitualmente (dejo fuera a templos como el Celler en Gerona o a Piñera en Madrid), como en casa no bebo en ningun sitio.

  72. En cuanto se me pase el estado de catarsis, escribo algo de la cena del Celler de esta semana.El Valdespino Moscatel Toneles Viejisimo es una de las mejores cosas que un servidor ha probado nunca.

  73. Muy de acuerdo con el post; aun que no tanto con Post (el hamburguesero).El caso es que siempre recordaré la frase de despedida en uno de los más aclamados templos gastronómicos de mi tierra (traduzco al castellano):-Nuestra intención, es que el cliente se sienta igual que si estuviese en su casa.-Asentí al tiempo que me encogí de hombros y pensé: para eso me quedaba en la susodicha, en pijama, oyendo música y ahorrándome 150 €El tema de los quesos también trae cola; el caso es que cualquier casa que se precie debe disponer de un par de ellos "por si acaso". No vaya a ser que a algún "raro" se le de por querer acabar el vino.Estoy de acuerdo en que los carros son tan atractivos como inviables; pero entre el correr y el parar, está el andar.

  74. Por cierto, que a colación del comentario de IL TROVATORE; acabo de engullir mi tercer y último cocido de la temporada. El primero en un restaurante Eumés (entre A Coruña y Ferrol), a base de de Porco Celta que rozó el notable. Otro lo cocinó mi señora madre, con gran acierto -que voy a decir yo…- y el tercero, resultado del sorteo de una cena, en una especie de DISCO-PUB-BAR sito en medio de ningún sitio; con matrícula de honor. Cerdo de primera, cocinado milimétricamente por una señora anónima. Patatas de primera, loncheables con el cuchillo de cabo a rabo; grelos del prado del vecino, buenos chorizos, perfecto lacón, cacheira y costillar graso y jugoso. Todo ello post empanada de bonito regulera; previo bizcocho de almendras y pasas de relamerse y remojado con un mencía del Bierzo, de lo más cumplidor. Creo que no me atreveré a subirme a la balanza en una buena temporada…

  75. Ainur, menos mal que das señales de vida; algunos ya te creíamos con la pata tiesa…En el tema del vino estoy de acuerdo con Ainur, cada vez bebo mejor en casa. Y no porque cuando salga lo haga mal, sino porque con los medios que hay ahora (grandes distribuidores -makro-, acceso a distribuidores de vinos, importadores, clubes de vinos…) el comprar buenos vinos a precios bastante razonables es viable. Vinos de, por poner un ejemplo, 70-80 euros que en la mayor parte de los restaurantes, por lo menos para un servidor, se escapan de presupuesto.Y para los aficionados al chintonis, hay buenas ofertas hoy en Mequedovino

  76. Yo no digo que los tomates ahora no sean malos, pero sobre todo lo que sucede es que los comemos inmaduros.

  77. Carlos, pasa con casi toda la fruta y verdura que se vende hoy en día… Comer algo madurado en la mata o el árbol es algo que está al alcance de muy pocos…Y hablando de mantequillas, he comprado hoy en Gol Gourmet una italiana, Beppino Occelli que es cosa fina… De lo mejor que recuerdo…

  78. Tengo un ojo aquí y el otro en Canal Cocina, viendo al tal Jamie. Me está dando un asco soberano. Un guarrete y comida basura qtc5

  79. Espeto, quien avisa no es traidor. Ya te dije que ese sitio es la vista y poco más. En efecto, La Palma o Bobby Gin te hubiesen aprovechado más.Yo mismo ayer me pegué una ruta alcohólica de tarde-noche bastante intensa que me ha dejado postrado. Tras picar algo con unos cuantos vinos y un par de vodkas de patata en Quimet Quimet, me encaminé al Ohla. Cayeron dos copas como dos soles: un old-fashioned de tequila añejo y mezcal con miel de agave y bitter de mole poblano y un old-fashioned de ron de Barbados, miel de dátil, reducción de vinagre balsámico y bitter de naranja. "Un lujo". Decidí que podía saltarme la cena y en su lugar ir rápidamente al Bobby Gin antes de que se llenase. Cada día me gusta más, y así lo atestiguan dos cócteles pletóricos: el "Downtown Tiki", prodigio polinesio con ginebra macerada con cereza amarga casera, licor de flor de saúco, lima, piña, ginger beer y diversos bitters; y el "Elixiest", un trago corto y refrescante con ginebra, lima, hojas de apio, bitter de apio y otras cosa que no recuerdo. Un mezcal de propina y me arrastré cual babosa Diagonal arriba a dormir.

  80. Licenciado , te comprendo, yo también me he mamado alguna vez,rara vez.Como en casa,canelones de rabo de toro, el tema es muy facil.Picamos los restos de rabo de toro de la semana pasada , lo mezclamos con zanahoria, cebolla y calabacín muy picaditos y salteados, añadimos trufa negra muy , muy picadita, hoy estoy de diminutivos.Que repose la farsa.Rellenamos los canelones , los cubrimos de bechamel generosa en nuez moscada, espolvoreamos parmesano recién rallado y al horno cinco minutos.¡teta novicia!De aperitivo unos pepinillos en vinagre riojanos qtc5 y un foie del Lidl, flojito pero a 6 leuros los 125 grs.Para beber Marques de Murrieta rv 2005, que no engaña, te metes el tapón en la nariz y sabes lo que vas a beber, vainillas, canelas y madera muy, muy sedosa, me gusta.

  81. Pues yo ayer en casa me apreté un cogote de merluza y un buen Condrieu (André Perret 2009)y no eché de menos el salir a cenar por ahí.

  82. Espléndido día en Madrid ayer, sábado. Un día perfecto para tomar un aperitivo y comer en el hotel AC Santo Mauro. Como muchos sabéis, Carlos Posadas es el cocinero. Un veterano en Madrid que tiene en su currículum un sitio del que guardamos tan buen recuerdo como El amparo.Así que tras el preceptivo martini rojo en el salón del mismo color, nos metimos en la biblioteca, barroca y excesiva. Un entorno maravilloso. Buenos panes -piezas pequeñas hechas en el hotel-, empezamos con dos aperitivos, un parfait de hígado de rape con salmón marinado y una espléndida brandada de bacalao envuelta por una pasta crujiente de yogurt y ajo fermentado.Seguimos con un sensacional hojaldre con setas -chantarella y boletus-, jamón en finísimos pistilos, un velo de lardo y yema de huevo. El brioche, supongo que también hecho en casa, estaba de nota. Toda esa mantequilla explotando en la boca. También nos gustó el cardo con leche de avellana y trufa.Como segundos platos estupendo el bacalao con crema de jengibre y limón -pescado de categoría, fresco y grande- y becada, de cocción canónica con un punto de maduración largo. El paté de sus interiores, sobre otra deliciosa barrita de pan. Me gustaron menos las salsas que acompañaban, ligeramente amelezadas. con tendencia al dulzor. En cualquier caso, percepción personal,, porque los platos estaban bien acabados, redondos.Clásicos para el postre: el sensacional babá al ron con helado de miel -qué cosa tan rica es un bizcocho borracho- y el coulant de chocolate gianduja con helado de chocolate. Etéreo, ligerísimo. No he comido ninguno mejor en Madrid.La carta de vinos debió de ser una referencia hace ya unos años. Me gustan las selecciones de vinos españoles, si bien se echa de menos un panorama más completo. En cualquier caso, si uno busca bien, hay cosas bien interesanets, como el Jean Leon cabernet sauvignon 99 -35 euros-. Un vinazo que estuvo a punto de estar a la altura de la becada y del que, fuera de carta, quedan dos botellas, por si os animáis a ir.La cuenta, aperitivos aparte, fue de 100 euros por persona. Daos cuenta de que elegimos platos caros: becada -45 euros- y rodaballo -35- euros. Los precios tienen el IVA incluido, rara avis en Madrid. Digamos que es un restaurante que en condiciones normales debería estar en los 90 euros.¿El servicio? Sensacional. La señorita que nos atendió me pareció que se manejaba con la finura de las mejores escuelas. No sé si esto tiene continuidad en este restaurante, he ido tres veces en un año natural y siempre me pareció que sí, pero también es cierto que parece haber mucha rotación en la sala.Una cocina que pivota sobre las masas y la pastelería -Posadas sabe trabajarlas bien-, de escuela clásica y con buen producto. Platos con puntos de cocción acertados, temperaturas de servicio adecuadas. Vajilla, mantelería, entorno… pues de lujo. En Madrid no hay tres sitios así, y menos a este precio.

  83. Dos malas noticias que he conocido a través de twitter. La primera que cierra La pérfida albión restaurante de espíritu ingles que había sido una de las novedades interesntes este año. La segunda que ha cerrado lonxanet, Sitio que he recomendado múltiples veces para comprar el pescado online.La PYME española

  84. En Albacete hay una competencia feroz entre los bares de cañas por poner la tapa de gratix más generosa y abundante. Calidad limitada, claro, no se pueden pedir peras al olmo, peo casi que necesitas dos cañas para acabarte el papeo…

  85. Ana

    Fartón ¿Te has perdido el morro de cerdo y la manzana caramelizada con foie de El Callejón? Estos bocados son de pago.

  86. Estupendísima comida el sábado en El Atelier Belge. Magníficos mejillones, buenísimas las croquetas de quisquillas, el steack tartar, el codillo,… una tarta de manzana impresionante, muy buen servicio, un montón de detalles y gran ambiente y cervezas belgas a tutiplein por unos 30€acos por barba. uno de esos sitios de los que sales realmente satisfecho y con ganas de volver en cuanto puedas. el menú del día a unos imbatibles 12€.

  87. Me encantaría decir que como en mi casa no se come en ningún sitio pero nada más lejos de la realidad.Dicho lo cual no creo que todo el lujo sea decimonónico. A mí el lujo, entendido como algo extremo y no habitual, me fascina. Me siento muy cómodo rodeado de cosas innecesarias…

  88. Buscemi, hace cosa de tres meses un cliente, belga, me habló muy bien de ese restaurante. Hasta me dió una tarjeta. Debía ser amigo del dueño o algo así interpreté.No me importaría ir un día. Aunque encuentro difícil la ocasión.

  89. alguien sabe donde comerse un buen cocido maragato en Madrid? aloque

  90. Recuerdo que hace bastantes años asisití un curso en El Alambique de Carlos Posadas sobre cocina de caza. Cocina clásica, muy sólida, basada en salsas muy bien trabajadas, respeto por el producto y guarniciones sabrosas. Era la época del Amparo. Un muy buen cocinero y un tipo muy sensato.Por cierto, qué coñazo se vuelve el tuister cada vez que hay un congreso gastronómico…

  91. Aloque, El Astorgano, que está en el barrio de Tetuán lo hace bien.

  92. Ainur, te respondo sobre el pan. La receta que usé es exactamente la misma que la que describí en la entrada "El aprendiz de panader", esto es la de la miche de Poilane. Sin embargo, me bajé una harina de primera de la tienda Sémola, en Vigo. Así que le metí un 15% al total. Le da un toque suave, dulce, que a mí me encanta. Por cierto que en Nerua hacen un pan de maíz sensacional.

  93. Ana, me lo he perdido. Otras veces he estado el El Callejón (del gato, ¿no?), pero en esta ocasión, no.

  94. ¿Algún sitio donde comprar buenas harinas en Madrid? Tienda física me refiero… En elamasadero.com ya sé que venden, pero casi prefería acercarme a ver in situ… Thanks

  95. La Cocina de Babette en el Barrio del Pilar, Jesús. La harina de Rincón de Segura es sensacional, de lo mejorcito que he probado. Es una harina que mejora con un día de fermentación, tiene que desarrollar bien el gluten.

  96. Muchas gracias Carlos, probaré a ver.

  97. Es divertido jugar con levaduras. He hecho poolish con cerveza y funciona bastante bien.

  98. Ana

    Fartón, en Albacete se puede recitar: Yo a las cabañas bajé, yo a los palacios subí, yo los claustros escalé y en todas partes dejé señal de lo bien que comí.Hay múltiples lugares de tapeo, pero no se deben dejar de pasar las anchoas y el queso frito del ,Bar Vidal , lo mencionado por mí de El Callejon, si, el Gato y un rato de de codos en La Higuerica, por ejemplo.

  99. Ana

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  100. Gracias Carlos,creo que el viernes probare.Y voy a seguir aprovechandome,para tomar unas buenas alubias de Tolosa y que no reviente la cartera,me refiero a que la mayoria de los restaurantes vascos de Madrid si no te la pegan por un lado te la pegan por otro.Porque el menu sidreria de urrechu que tal esta? aloque

  101. Aloque, el menú de sidrería no lo conozco, pero sí Urrechu. Dos cosas sobre el sitio:1) Allí he comido las mejores alubias de Tolosa que recuerdo haber comido en Madrid. Cremosas, enteras, sin hollejo. Con un pastel de berza y morcilla que quita el hipo.2) No volveré. Me hicieron un par de pirulas que no me gustaron nada.

  102. Posiblemente sera una buena opcion el menu alubiada de Casa Matias,que tampoco conozco.aloque

  103. Aunque seguro que alguno de los nombres de estas tiendas se ha mencionado ya por aquí en alguna ocasión, acabo de dar con ellas y no quiero dejar de compartirlas, para los despistados, como yo:PriegolaEl pescado no es caroCárnicas GoyaSal y Laurel

  104. El Joseph Drouhin Côte de Beaune 2009 está cohonúo. Qué maravilla.

  105. Pues yo ayer me hice unas albóndigas con un fondito de un beerenauslese de Kracher que tenía olvidado por la nevera. El truco está en echárselo, dejar que evapore el alcohol y no esperar demasiado, para que los aromas del vino no se pierdan.

  106. Lagerun, Priégola es la leche que usa Abraham García en su cocina. Él habla maravillas de ella. Y yo doy fe de que es cojonuda.

  107. Apuesto a que Priégola lleva un buen porcentaje de grasa. Los postres quedan mucho mejor. De hecho, lo dice Abraham y es cierto, es la mejor para hacer pannacotas.

  108. Ana

    ¿El blog se ha descojonao o cual es el motivo de que luzca nuevo look?

  109. Pues sí, Ana. blogger cada día pone las cosas mas dificiles.

  110. No debe conocer Capel la virtud cristiana de la gratitud:http://blogs.elpais.com/gastronotas-de-capel/2012/02/los-otros-jamones.htmlLe invitan a comer jamón por la patilla y dedica medio post a rajar de cómo le aburre la matanza, que qué peñazo y que él lo que quiere es comer. Con un par.

  111. Esta nueva presentación está de la chingada. Iba decir que me voy a cenar al BIKO y que luego os diría qué onda, pero es que la página se ve tan aburrida que no sé. ¿No hay manera de volver al pasado?

  112. De la chingada, totalmente.

  113. Yo que tengo una pantalla de 22", veo más pantalla blanca que otra cosa.

  114. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  115. Pues, efectivamente, esto es una chingada.Lagerun, ¿los has probado? de todos ello, Cárnicas Goya funcionan muy bien y sirven buen producto, aunque no son baratos. Pero con los pescados y mariscos siempre tengo más reparos. Acabo de averiguar que los del Amsadero.com son de Alhaurín El Grande, a una veintena de kilómetros de aquí. Voy a ver si me hago una excursión por allí un día de estos.En breve empiezo a martirizaros con la excursión por Barcelona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s