La plaza de Pontevedra

image

Dice el tópico que a las ciudades se las conoce por los mercados. Que las costumbres, las relaciones y la manera de vivir están reflejadas en las plazas. Si por eso fuera, la ciudad de Pontevedra sería un infierno.

Bien al contrario se trata de una de las capitales de provincia más tranquilas y agradables que conozco. Gente, en general, amable y tranquila que se lanza a las plazas en cuanto la lluvia da tregua y llena las terrazas de los cafés. Una ciudad de Casino y Savoy, de prolija fecundidad, con madres asombrosamente jóvenes para lo que se lleva hoy en día. En fin, sitio de funcionarios, que hasta hace poco era tanto como decir plácido.

En la plaza, aunque los arcos son de piedra, a uno lo escanean según los atraviesa. Si bermudas o pantalones, si pijo o perroflauta. El acento, la actitud y el tamaño del bolsillo. Las peixeiras miran de reojo al cliente, como el cazador avista la perdiz. Al de fuera lo calan en un parpadeo. Y cuando uno se decide por un sargo o unas sardinas, empieza a entender las reglas del juego: las colas no se respetan, las señoras se hacen las locas y te adelantan en cuanto cierras los ojos un instante, dan codazos y tocan el pescado con las manos. Las pescaderas se desentienden, claro, y cuando les preguntas el precio, igual te dicen uno que otro, depende de su humor, tu pinta, la hora o Dios sabe qué. Porque a todo esto el producto no está marcado. No, no me refiero a procedencias o nombres -siquiera el nombre vulgar-, quiero decir que hay que preguntar por cada pescado en cada puesto.

Dejemos claro que el producto en este mercado es muy bueno, a veces excepcional. En el caso del pescado azul las horas marcan la diferencia y es difícil o imposible ver en Madrid unos jureles o sardinas combados por el rigor mortis. Pero hay que llegar a ellos. Y claro, cuando a uno le toca el turno tras el correspondiente intercambio de reproches con la señora que intenta pasarle por la derecha, llega encabronado. Podría negociar y entrar en el chalaneo, pero en esta edad media que gasto últimamente, me sale el castellano bacín y borde que llevo dentro y raramente entro en la almoneda. Como mucho hago notar con bastante mala leche, que esos camarones que me intentan colar a 70 el kilo están mezclados y, en su mayoría, muertos. O que en Marín hace décadas que no se pesca cigala.

Dice una amiga de la familia que ella ya no compra en la plaza, que por no luchar con las peixeiras ha dejado de ir a la plaza y ahora hace su compra en el Froiz. Yo lo entiendo, ya son muchas las mañanas en las que el camino no me lleva a la orilla del Lérez, sino al supermercado de la esquina, donde por cierto, por venir, viene hasta la fecha de captura y la procedencia del pez.

Siempre he pensado que esta ciudad vive de espaldas al mar. Ni la ría, sucia y descuidada, en contraste con el coqueto casco antiguo, ni la plaza, ayudan.

63 comentarios

Archivado bajo Gastronomía

63 Respuestas a “La plaza de Pontevedra

  1. Ainur, sí, en el Raff vas a comer cosas sencillas, pero muy bien hechas. Es un buen bistró.

  2. A mi ese chalaneo y falta de seriedad, donde hoy es un precio y por ser tu y dos minutos más tarde otro y así ver si se la cuelan al más incauto, me pone de los nervios. Las autoridades deberían poner algún tipo de control si se pudiera, porque así se cargarán ese mercado y tantos otros. Lo peor, siempre sales con la impresión de que te han timado.

  3. Ahora que está de moda la supervisión, o la falta de ella, quizá Alemania tome medidas.

    Ayer vi un pescadito que llamaban “reloj”. Una especie de besuguito pequeño con muy buena pinta. Me da pereza, pero igual me animo.

  4. Concuerdo plenamente con la amiga de la familia. Creo que en la mayoría de los casos se debe a una actitud pueblerina y con poca cultura de negocio, que al final es lo que es un puesto en el mercado. Espero que las nuevas generaciones den relevo a este tipo de prácticas y trabajen de cara a sus clientes. De esta forma saldríamos todos ganando.
    Gran reflexión Carlos, como siempre. Lo único que me queda la duda es si ellas leerán estos escritos. Esperemos que así sea.

  5. Il Trovatore

    Un momento porque no puedo estar de acuerdo en lo que estáis hablando. Al menos no en todo.

    Vaya por delante que comprendo perfectamente la frustación de Carlos. También yo me frusto cuando voy a Madrid y el taxista me da cinco vueltas antes de llevarme al destino. Pero ojo. Porque ni todos los taxistas de Madrid calzan pata de palo ni todos los mercados de Galicia son como el de Pontevedra (que conozco desde que era bebé).

    Tampoco puedo estar de acuerdo con Campoamor. Generalizar el concepto de puesto de mercado como pueblerino y con poca cultura de negocio me parece injusto. Basta echar un vistazo a los mercados de Coruña o Vigo y ver como la mayoría de los negocios funcionan con una seriedad que ya le gustaría a muchas superficies comerciales. Precios y procedencias al público. Y aquellos que no lo tienen suelen estar vacíos.

    Y sí. Es cierto que hay chalaneo y negociación. Pero es que esto es Galicia y nosotros somos así. Y seguiremos siendo así. Además no creo que sea una cualidad única de Galicia. Pasa en muchos otros mercados y en muchos otros países. Y no nos rasgamos las vestiduras.

    Que ese chalaneo, esos empujones de las viejas o esas negociaciones interminables no os gusten es algo que acepto y respeto.

    Y que no os van a tratar igual a vosotros que a mí.

  6. Il Trovatore, no me vale la explicación. Estamos en España y el tema del regateo es algo que ya hace mucho tiempo se superó.. o ¿no?. Y, ¿por qué esa diferencia en el trato? ¿no pagamos todos la misma moneda?… esa aleatoriedad me enerva y no tiene sentido en el siglo XXI, en un país europeo. Cuando voy a comprar espero que me traten como al mejor, que me informen, que haya estabilidad en los precios y no estar al albur de lo que a la buena moza o buen mozo le venga en gana y no estar obsesionado con que me van a timar…. ¡no es serio!

  7. IT, está bien traído el ejemplo de los taxistas en Madrid. Yo hace años que, si puedo, no cojo un taxi. Hoy están sufriendo con dureza todos los años que han hecho las cosas mal como colectivo.

  8. Tampoco seamos ingenuos ¿Por qué la diferencia en el trato? Porque yo voy a mi puesto llueva o truene semana sí y semana también y me dejo un pastizal a lo largo del año y me llevo mercancia que no han podido vender a veces. Y la señora de Las Rozas viene una semana en Agosto y quiere una merlucita como se la ponen en se puesto del Corte Inglés. Ni su producto ni su precio es el mismo. Igual que no es el mismo mi producto ni mi precio que el de la señora Juana que lleva yendo al mercado desde hace 45 años y no le cuelas tú un euro de más ni por asomo. Ni son los mismos del restaurante que todos los días se lleva 30 kilos de pescado. Es injusto y todo lo que queráis pero es la ley de la oferta y la demanda. Por favor, no convirtamos todo en un supermercado.

    Por otro lado, tampoco entiendo porqué pensais que porque haya un precio fijo no os están timando. Cuando queráis os acompaño a cualquier mercado de la zona y a los supermercados y comparamos. Eso de que todos somos iguales no me vale. Ya sabemos por dónde igualan los distribuidores y las grandes superficies.

    Por lo demás, absolutamente de acuerdo con IlTrovatore.

  9. Espeto, si el precio no es el mismo según el cliente, te están engañando. Si es el mismo, puede que también.

    No sé por qué me ha venido a la cabeza esa frase que aplicamos a algunos restaurantes madrileños que tienen un servicio demencial: “tiene su encanto”.

    Por lo demás las señoras de Las Rozas que vacacionamos una vez al año tenemos nuestros derechos.

  10. IT, me alegro que hayas traido a colacion el tema de los taxistas, un gremio bastante denostado en Madrid de ahí que se les llame coloquialmente “pesetos”, haciendo un simil, acertado en parte, con las pescateras. Es cierto que no se puede generalizar pero sino lo hicieramos no podríamos hablar de ningun tema. Ninguno de los dos gremios deberían desaparecer de la faz de la tierra pero lo que es cierto, y a mi me gustan los “pesetos”, sendos deberían mejorar.

    El término puebleril, que causa estragos en el español medio, no lo concibo como algo peyorativo pero es un sintoma de la concepción que manifiestas en la última frase donde asumes de manera axiomática que te deben de tratar a ti mejor que a mi por el hecho de ser de toda la vida de allí. Desde mi punto de vista, y como mi dinero vale lo mismo que el tuyo, nos deberían tratar igual. La gente debe mejorar y guste o no guste, vaya o no en contra de las raíces de un pueblo (alusión a que Galicia debe ser así saecula saeculorum) deberíamos todos ser más autocríticos, mejorar el trato al cliente independientemente de su acento. Creo que puebleril puede ser perfectamente una ciudad con 3 millones de habitantes como un pueblo puede ser muy aperturista con 2000 habitantes.

    Apreciacón personal: Ahora me encuentro por motivos de trabajo próximo a Pontevedra y tengo que decir que he estado tanto en la plaza de Vigo como en la de Pontevedra y son plazas que cuentan con la ventaja de la calidad de la materia prima respecto a otras del interior de España. Más allá de eso, no resaltaría la profesionalización de los mercados de abastos excepto en honrosas excepciones como: Madrid, Bcn o San Sebastián.

  11. Il Trovatore

    Autenticosuquet.

    Es que no te ofrezco mis argumentos como explicación o justificación. Sino como una realidad que lleva así toda la vida. Y que funciona bien. Porque del chalaneo o la negociación a la estafa hay un trecho muy largo. Y te aseguro que los puestos de estafadores en Coruña o Vigo los conocemos todos y han ido cerrando paulatinamente o tienen los días contados. Pero el tema de la negociación es algo propio y característico y no creo que haga daño a nadie. Simplemente es decisión tuya, como cliente, aceptarla o irte a otro lado. Pero criticarla enarbolando la bandera de la justicia y la moralidad me parece exagerado.

    En cuanto a lo la diferencia de trato me ha salido cortado el comentario. Quería decir que también entiendo vuestro cabreo. Pero en este foro se ha debatido muchas veces si la diferencia de trato en los restaurantes (a modo de detalles en la cuenta, abracitos del chef, sonrisas a diestro y siniestro) es o no justificable. Y la conclusión siempre es la misma: que entra dentro de la normalidad en cualquier negocio que al cliente que va un día por semana no lo vas a tratar igual que a los demás. Y no veo la diferencia con el mercado, la verdad.

  12. Il Trovatore

    Y hago mía la explicación de Espeto, mucho más clarificadora. Por cierto que la diferencia de trato en los restaurantes de Madrid se lleva la palma y el palmero.

    Campoamor, si al final estamos todos de acuerdo. Claro que hay que hacer autocrítica y claro que hay que profesionalizarse más. Pero también hay tradiciones que no se pueden (y deben?) perder.

    Conclusión: Espeto y este humilde trovador somos de provincias y estamos acostumbrados al desembarco de Normandía en los meses estivales. Pero nos encantan las señoras de las Rozas, que conste.

  13. Espeto…. restaurantes, compradores por volumen, etc… está claro que tendrán descuentos según sus circunstancias, es más, seguro que disponen de otras vías para conseguir buen producto a precios distintos del pequeño consumidor y que dependerán de sus propias peculiaridades, la frecuencia de compra, capacidad, etc… Lo que no admito es que al comprador de a pie le impongan precios diferentes por ser de aquí o acullá, que cada día te tengas que dejar las pestañas en buscar el precio más ajustado, que no necesariamente sea el mejor para ti…, que evidentemente hay oferta y demanda y afecta al precio (si no de qué , por ejemplo, en navidades los precios se disparan… es algo que ya funciona de forma natural). La aleatoriedad es lo que no comparto y de hecho huyo cuando me encuentro en mercados donde esa es la dinámica, simplemente no me gustan, porque entre otras cosas no estoy en Marruecos o similares. Y todo esto no tiene nada que ver con el trato que te deben dispensar, que siempre debe ser impecable y no tratarte como un perro y si encima eres cliente habitual pues con un plus diferencial… pero de ahí a que el precio sea la única variable hay un trecho. Lo importante es la predictibilidad y más en un mercado donde la gente va a comprar la vituallas del día a día. Esas dinámicas acabarán con este tipo de mercados por muy producto excepcional que ofrezcan.

  14. aloque

    coño,podias haber puesto la de Vigo!!! que lo has clavado con mi ex family in law.Entiendo todas las partes,pero no me gusta ser al que tratan distinto.

  15. Carlos, intuyo que si la amiga de la familia fuera amiga de la familia de la pescadera o de la pescadera misma, la plaza de pontevedra le parecería de lo más divertida y lo chalanesco una costumbre que no habría que perder en esas ciudades.

    Dicho lo cual, coincido plenamente con el derroche de sentido común de Il Trovatore. Hace un rato que venía pensando precisamente en esos abrazos, palmadas en la espalda y hasta besos que muchos aficionados a los restaurantes intercambian encantados con los chefs. Y al que no le besan y abrazan critica el trato discriminatorio, vergonzoso incluso, de algunos restaurantes (en este foro he leído algún comentario en ese sentido).

    Autenticosuquet, la predictibilidad es hija de la costumbre y sino que se lo digan a Espeto que después de 50 visitas al año puede predecir casi con exactitud el trato que va a recibir en su mercado de cabecera. La señora de Las Rozas la predictibilidad se la dejó en la pescadería de su barrio y volverá a reencontrarse con ella a la vuelta de vacaciones.

    El chalaneo nos gusta a todos, pero claro, siempre y cuando seamos los protagonistas de la película. A mi tampoco me gusta que me den codazos. Prefiero los abrazos. Eso sí, las señoritas de Las Rozas me gustan mucho.

  16. Intercambiamos, Lagerun, intercambiamos.

  17. Por supuesto. Ayer mismo intercambié uno, y bien fuerte, con César en Lakasa. Pero no me quejo si voy a un restaurante y el cocinero no sabe ni quién soy (lo que ocurre en la mayoría de ellos, por otro lado).

  18. La pregunta es si te quejarías con un trato discriminatorio.

  19. Todo trato, por definición, es discriminatorio. Seleccionamos (y, por lo tanto, tratamos) de manera diferente a aquellos que son más afines a nosotros, a aquellos que nos visitan cada día, etc.. y eso lo hacemos tú y yo en nuestro día a día. Y si tuviéramos un puesto en un mercado trataríamos de manera diferente a unos y a otros. Y tú lo sabes.

  20. A mí las señoras de Las Rozas me ponen. Aunque se llamen Ligasalsas.

    No entiendo porqué ponemos el grito en el cielo con estas cosas y luego llamamos al restaurante para que nos guarden alguna cosita.

    Al hilo de la teoría de la predictibilidad de Suquet me pregunto. ¿Es predecible que en La Máquina me vayan a poner mejor marisco si me conocen? ¿O en O’Pazo? ¿O que me den mejor mesa en Vía Véneto si voy recomendado? ¿O qué me guarden ese rodaballo de Ernesto Prieto aunque vaya la 1,30 a hacer la compra? Que estas cosas pasan en todos sitios.

  21. Espeto, el dia que vea que hay dos precios en Prieto dejo de pisarlo. Y mira que ya lo piso poco por cosas como las que he contado en el texto.

  22. Todo esto me lleva a pensar hasta dónde tragaría por acceder a lo excepcional. Cada vez menos, creo.

    En OPazo solo hay una cosa excepcional.

  23. Lagerun

    Si en Ernesto Prieto reservan el cojorodaballo para el cliente VIP y lo cobran al mismo precio que el rodaballo más normalito que la verdad es que no deberíamos tener aquí hoy porque nosotros sólo vendemos producto excelente pero afortunadamente se ha llevado aquella señora del sombrero azul…

    Eso se llama chalaneo.

  24. Lagerun

    En muchas pescaderías debería haber dos precios. Y hasta tres…

  25. Empiezo a pensar que me estoy volviendo centroeuropeo. Oh, wait!

  26. Licenciadiño Vladimiro

    ¿No he contado aquí la historia de mi ex-novia, guiri y de ojos rasgados para más señas y lo que le pasó en una pescadería barcelonesa? Unas gambas rojas discretitas cobradas a 100 euros el kilo “por ser tú y ser tan guapa”, exhibidas sin precio a la vista y que a mí me las dejaban idénticas por 60 euros? Por supuesto, el vendedor del perfil, actitud y estirpe que todos nos imaginamos.

  27. Seguro que no es para tanto, Carlos.

    Cambiando de tercio, unos chascarrillos.

    TANDOORI STATION. No conocía este restaurante indio en el que excepto los entrantes, un poco flojos, (la clásica empanadilla de verduras -Samosa- y el Onion Bhaji -una fritura de cebolla rebozada que estaba bastante regular-) el resto de platos me gustaron bastante. Comenzando por un Murgh Madras picante (dos escalones por debajo del curry que llaman del infierno, que debe ser ya sólo apto para enfermos de CIPA), un par de arroces (uno clásico basmati al vapor y otro con verduras y especias aromáticas) y un curry de verduras. Acompañando un Cheese Naan que estaba bien. Sin comentarios la carta de vinos.
    Un sitio para repetir.

    EL PRACT&CO By ENRICH, en la Plaza de la Moraleja. Buena ensalada de pimientos y ventresca, lomos de atún y un arroz de verduras que no estaba nada mal. La botella de Marc Hebrart llegó tan caliente a la mesa que cuando pudimos comenzar a beberla creo que ya estábamos por los segundos. Una pena que Enrich, que anda por Twitter, no se deje aconsejar por algún experto y tenga una carta de vinos, y en concreto de champagne, con un mínimo criterio.
    No sé si tengo muchas ganas de repetir.

    PUNTO MX. El guacamole que te preparan en el carro me pareció que estaba bien, aunque le faltaba un punto de cítrico que mi acompañante no tuvo a bien detectar cuando se lo dieron a probar. Los panuchos de cochinita pibil con x’nipek (salsa de chile habanero), cebolla morada y limón así como las quesadillas de flor de jamaica (la que se utiliza para hacer la archifamosa agua de jamaica) en tortilla de maiz morado me parecieron platos correctos. No así los tacos de chorizo verde con aguacate y salsa martajada y los de atún rojo que me parecieron, los dos, sensacionales.
    Me parece que es un restaurante que está muy bien.

  28. Estoooooo… ¿Alguien sabe cuándo cierran Sudestada y Piñera?

  29. Fartón

    Ayer estuve en SANTCELONI. Mi impresión: un buen restaurante, muy caro. Comí un plato de bivalvos con crema de hinojo, muy fresco, muy marino, y una pintada con langosta, pretendido mar y montaña en el que en realidad el protagonismo lo tenía el ave (muy rica, muy buen punto), mientras que la langosta (un trocito) era a penas un adorno al lado, no se integraban los dos bichos en un conjunto. De postre, fantástica selección de quesos, y de beber un Burkin Wolf de 2005 a petición de uno de los comensales. Gran servicio.

    Me invitaron, pero por los precios de la carta nos iríamos a más de 130 por comensal fácilmente. ¿Lo vale? Para mí es demasiado. Buena cocina clásica con buen producto, pero por la mitad o menos tengo algo no tan distinto en Piñera, por ejemplo. No sé, con ese nivel de precios uno debería encontrarse con algo realmente deslumbrante, donde se apreciase más personalidad, creaciones más curradas.

    En fin, lo dicho, un buen restaurante que ayer no me podía permitir y hoy un poco menos (supongo que a muchos les pasará lo mismo; creo que había tres mesas ocupadas y que yo era el único español). Para un capricho de ese nivel que se permite uno de vez en cuando, creo que prefiero otras opciones.

  30. aloque

    si te das prisa los pillas

  31. Fartón

    Estoy de acuerdo en que Tandoori Station no está nada mal.

  32. Licenciado Vladimiro

    Cena solitaria tras un día negro, negrísimo, en OUT OF CHINA, un chino con ciertas inquietudes que comentaba Regol anteayer: http://observaciongastronomica2.wordpress.com/2012/07/07/out-of-china-barcelona/

    Debimos comer en sitios distintos, porque salvo la lubina, no había ninguno de los platos que glosa Regol en su crónica. Ninguno: ni el bogavante agripicante, que era lo que quería probar, ni las mollejas, ni la ensalada de oreja, ni los moshis ni nada. En su lugar, una carta extremadamente prosaica. Es barato sobre el papel, pero las raciones no son abundantes. Salí con hambre, si bien es cierto es que había comido poco a mediodía.

    Comí unos dim sums al vapor de pollo picante (7.5€). Relleno testimonial, masa basta. De principal, un pato con jengibre y soja. Ración exigua y desde luego, minimalista: pato con salsa dulzona, sin más. Cero guarnición, cero misterio, cero complejidad, cero profundidad. 15€, uno de los platos más caros de la carta. Para comparar, cuando estaba en Fráncfort comía a menudo de menú del día, en pleno centro financiero de la ciudad, en los bajos de un despacho de abogados de cuyo nombre no quiero acordarme, donde el sueldo de entrada no baja de los 90.000€, en un restaurante rápido tailandés, un adictivo y rico pato (y mejor producto) con curry rojo por 8.75€. Que me lo expliquen.

    Los postres son occidentales y con cierta ambición, pero sin más interés. Tarta de chocolate con helado de mandarina, 3.5€.

    Carta de vinos meritoria, habida cuenta de que ninguno pasa de 20€. Rieslings alsacianos, José Pariente, albariños etc. Servicio con deliciosos pechos.

    Con dos cervezas, 31€.

    No me verán por allí.

    Tras ello y para compensar, dos copas en el BOBBY GIN. Un Triple G (básicamente un gimlet con jengibre fresco y pepino) y un sour de Amer Picon con pepino (cosas que bebe uno, que es un degenerado).

  33. Anónimo

    Vereda Real bodega especializada en vinos de autor ha donado 1.000 botellas de “Bobalía Roble 2006” a la Fundación para la Investigación en Regeneración del Sistema Nervioso con el fin de que ésta recaude fondos para investigar la cura de lesiones medulares.
    Las botellas pueden adquirirse en cajas de 6 unidades por 30€ (gastos de envio incluidos) a través de la web de la Fundación http://www.firsn.com

  34. Pues yo anoche me dejé caer por Il Piccolo, el único restaurante italiano digno de Pontevedra. Comimos razonablemente bien, en especial unos tagliatelle con mejillones y langostinos hecho en papillote que estaban realmente buenos. Muy buenas pizzas, el dueño tiene un horno eléctrico enorme a la entrada y unos rigattoni con puttanesca lamentables, flotando en una salsa de aceite y flojito el plato de embutidos italianos.

    Es interesante la carta de vinos, desde algún pinot noir italiano modesto pero apañado hasta los Sassicaia, a precios bastante razonables. En fin, uno de esos sitios que aportan a la hostelería de una ciudad. Platos en el entorno de los 10 euros, la factura, salvo locura en el vino, no se va de los 30 por persona.

  35. Gordezuelo

    Por si a alguien le interesa, en las rebajas de ECI podeis encontrar varios libros de Carlos Domínguez Cidón a 5,95e.

    Hay algún título más aparte de los que aparecen aquí:

    http://www.elcorteingles.es/tienda/libros/browse/authorBooks.jsp?authorId=2002.0091923&categoryId=999.574&addFacet=SRCH%3Acidon

  36. Carlos, preparé ayer las costillas al vapor (en cocotte al horno con un poco de vino) que pusiste en los comentarios de hace unas cuantas entradas. ¡Muy buenas!

  37. Enrique, ¿y el vacío? Fail!!! Jejeje

  38. Jesús, cada herramienta tiene su uso óptimo, y las costillas de ternera españolas tienen la grasa separada de la carne, por lo que a baja temperatura no quedan demasiado bien, al contrario que las short-ribs americanas con la grasa entreverada. Necesitan más calor, y para eso no hace falta sous-vide… igual que no cocino las lentejas en la thermomix, je je je

  39. Ya vamos teniendo planificado el verano: Cantabria, Cadaqués y Borgoña.

  40. Al hilo de la anterior discusion, yo estoy con Carlos y Suquet. No me gustan los puestos sin precios, ni el que te cobren segun les da el aire. Quizas deberia matizar, no es que no me gusten, es que pienso que me estan engañando y no compro.
    Me ha gustado mucho la foto que acompaña al post. Carlos, no se si es tuya, pero es muy buena

  41. Me pongo al dia con un par de visitas recientes.
    LAKASA. Me gusta mucho este restaurante, platos muy buenos, muchas ganas de hacerlo bien, mucha autoexigencia por parte de Cesar Martin y su equipo en la forma de digerir criticas y de ir reformando el nuevo local para atenuar ruidos. Despues de haber ido unas cuantas veces quizas pierda la objetividad por el cariño que uno recibe en este restaurante, pero me parece un ejemplo de como hacer bien las cosas en un restaurante: buena cocina, aparentemente sencilla pero bien ejecutada (lo cual no es nada sencillo), carta de vinos amplia, variada y un conjunto muy bien ajustado de precio.
    De las ultimas visitas nos han gustado mucho las setas de verano con yema de huevo y trufa de verano y el risotto con atun bailarin; ademas de “clasicos” como la hamburguesa, los buñuelos de idiazabal, las pizzas, los esparragos, la crema catalana. Muy recomendable.

  42. ARZABAL.
    Sigue siendo una de mis barras/restaurantes de Madrid aunque es cierto que en ocasiones hay que ir con el freno de mano puesto para no salir por un pico por persona; y ademas es en los platos mas “sencillos” donde creo que triunfan, como las croquetas, las alitas, la nueva ensaladilla (en mi opinion, de las mejores que he probado), el arroz con pichon o la mejor torrija de Madrid. Muy buenos tambien platos como los esparragos con salsa romescu, el tayine o el bonito en escabeche.

  43. MERCATO BALLARO,
    Buena tratoria, casi todo lo que hemos probado nos ha parecido notable, carta muy corta y servicio exasperadamente lento. Aun asi, recomendable. Muy buena la burrata con berenjenas y la carbonara trufada. Tiramisu normalito y varias referencias de vinos italianos.

  44. PUNTO MX
    Tenia mis reticencias con este restaurante despues de criticas muy elogiosas y otras que decian que no era para tanto y despues de quitar el menu lo que parecia -desde fuera y desde mi desconocimiento- un feo gesto fruto de un comienzo exitoso.
    Local muy agradable, bien resuelta la iluminacion y los “patios” para no dar sensacion de sotano, servicio muy agradable y muchas ganas de hacer las cosas bien.
    Los platos que tomamos, todos entre el notable y el sobresaliente. Hacia tiempo que no saliamos tan contentos de un restaurante, y la factura muy comedida, 74€ / 2 personas con 1 coctel y 3 cervezas “La Virgen”.
    Comimos: guacamole hecho en la mesa con totopos, muy bueno despues de rectificarlo con mas chile / quesadillas de huitlacoche en tortillas de maiz morado, sabor curioso pero muy agradable / tacos de chorizo verde, muy buenos / tuetano, tremendo, pense que iba a ser mas pesado, pero al ir en tacos con vegetales y salsas queda muy equilibrado / enchiladas de carnita de pato, muy buenas y pican “lo que tienen que picar”.
    Muy recomendable, (Holden, it is super duper!).

  45. RAFF (Cuenca).
    La nota negativa de las experiencias de estas ultimas semanas.
    Comimos:
    – Canalon de ajo arriero. Normalito y vino frio, tipo frio nevera.
    – Queso de cabra, segun el camarero unos de los mejores de España, 1 de los quesos no pasaria del normalito del supermercado y otro no sabia a nada. El que nos atendio no ha estado nunca en Poncelet.
    – Sardina marinada. Bien.
    Estos 3 anteriores para compartir entre 5, con la sorpresa que en la cuenta el canalon paso de a 1 a 2,5 y el queso de 1 a 2 sin previo aviso. Ya hemos hablado aqui de estos detalles.
    De los segundos, yo pedi una lubina en costra de pan con guisantes a la menta que estaba buena pero para el resto de comensales los segundos muy normalitos.
    Postres regulares, lo mejor un helado de cerveza negra y lo peor la contestacion del camarero a la pregunta de que era el postre llamado “fresas con nata”, Textualmente fue “es un poco complicado y no se si vais a entenderlo (…) donde la fresa es la nata y la nata la fresa”, resulto ser nata con forma de fresa y un sorbete de fresas emulando la forma de la nata.
    Con 1 salia (24) un riesling basico (16), 4 cañas y 5 cafes solos, a 55€/pax por una comida regularcita.
    Para no volver.

  46. Ainur, estoy contigo en lo de Arzábal. Me encanta, mi barra favorita de la capital, pero tienes que andar con cuidado para que no se te vaya de las manos el tema. El problema es que está todo cojonudo.
    Por cierto, ¿cuál de los menús tomaste En DiverXO?

  47. Mientras aso un gigot de cordero con patatitas, tinto , verduras y esas cosas, tengo abierto un Napanook 2000, que promete ser una bomba (que no la bomba).

  48. DIVERXO.
    Cada vez salgo del restaurante de David Muñoz con la misma impresion “este tio es un genio”. Una de las 2 mejores comidas de este año (junto al Celler en febrero), y probablemente la mejor comida en DiverXo junto a la de hace justo 1 año, de las veces que he estado. Si en el antiguo local ya era un prodigio tecnicamente y en conjunción de sabores y mezclas de culturas gastronomicas, desde hace 2 años esta a un nivel -en mi opinion- muy superior, con fusion de texturas, hilos argumentales, tecnicas y platos cada vez mas perfectos. Es una suerte que este en Madrid, y de verdad recomiendo a los que no habeis ido o hace mas de 2 años que no vais, que organiceis vuestras agendas con tiempo y vayais, porque es un espectaculo.
    Ademas, esta vez encontre el servicio de sala mejor que nunca, aunque Javier siempre ha sido un magnifico sumiller (la seleccion de vinos que hay ahora es tremenda, con multitud de finos y manzanillas por copas, muchos mas champagnes y vinos blancos, y ademas con los mejores precios que he visto en un 2 estrellas michelin); como decia, el ritmo de sala ha mejorado y el ambiente creo que es el de un 3 estrellas. Segun nos decia David este otoño tiene pensando cambiar el concepto del menu y hacer algo diferente. Espero que diferente sea igual o mas DiverXo.
    Comimos:
    – Aperitivo: edamame con tamarindo y una emulsion de tomate y ¿chile?, revision de su aperitivo, muy bueno.
    – Coco (…). Muy suave y refrescante.
    – Sopa de rabo de toro con fideos especiales DiverXo (eran angulas).
    – Sandwich de rabo de toro con angulas. Exquisito.
    – Papas canarias (eran un dimsum!) con coquinas y unas cuantas cosas mas.
    – Mollete envuelto en curry rojo de pintada, envuelta en piel de coco, espuma de cerveza, su cresta y cigala. Sin palabras el mollete.
    – Segunda parte del anterior plato con la cabeza de la cigala para tomar con salsa picante.
    – Chipirones de anzuelo al wok con coulis de fresas, yogur picante y granos de cafe. No es el mejor plato, pero la combinacion de sabores tremenda.
    – Esparrago a la mantequilla negra, salmonete, yuzu, tomatitos…
    – Buey estofado 112 horas a 50ºC! con arenque y tomate. Proteina animal.
    – Civet de bacalao negro al jabali (mar o montaña)? Sabores y texturas.
    – Postre 1: una especia de maria luisa con hierbas aromaticas y sabores citricos. Muy refrescante. En mi opinion, David Muñoz es de los cocineros que mas cuida los postres que conozco.
    – Postre 2: Revision del chocolate blanco con apio. Sensacional.
    – Postre 3: Revision de Violetas, sesamo blanco, pecan y helado de haba tonka.

    Para beber, un riesling Von Buhl recomendacion de Javier, a 32 €, unas copas de champagne Egly Ouriet (6,5€) y una copa de malvasia dulce de Alicante (6€). Lo dicho, los mejores precios que he visto en vinos en un 2 estrellas michelin.

    Uno de los mejores restaurantes donde he estado, un genio. A ver si organizo mi agenda nuevamente,

  49. Juanjo

    Buenas a todos

    Voy en agosto a pasar calor a la gran manzana y siguiendo indicaciones de Jesús Pollito había pensado hacer dos lunch en Eleven MP y Jean Georges salvo que estén cerrados en agosto o alguien sugiera algo diferente. Jesús también me ha pasado algunos comentarios de algunos de vosotros de gran ayuda.

    Voy una semana, el minetta estaría bien para cenar. Sigue igual de jodido el tema reserva?

    Gracias

  50. Juanjo, yo fui hace 3 veranos en agosto a esos 2 al mediodia. Muy buena eleccion, al mediodia por ese precio no se me ocurre nada mejor. A mi me gusto mas el Jean Georges.
    No te pierdas los pork belly steamed buns de Ssam Bar, ni las hamburguesas de Little Owl o Spotted Pig.

  51. Juanjo. Déjame un par de días y te hago un resumen actualizado de New York. Una semana da para mucho. En principio ve reservando en Eleven Madison Park con tiempo. Utiliza Opentable y si no consigues reserva dile a Ligasalsas que te dé mi correo. En Minetta no se pude hacer la reserva con Opentable. Llámales y si no lo consigues, dímelo. I can help you.

    Te recomendaría Brooklyn Fare, pero ahí el único que te puede ayudar con la reserva es Matoses. Ni idea qué tuvo que hacer para conseguirla.

    El resto de sitios que te recomendaría, en principio, no necesitan una reserva con tanto tiempo.

    Lo dicho: el lunes te “posteo” un resumen pormenorizado.

  52. Casa Esperanza, en Vigo. Pequeña casa de comidas cerca del puerto donde lo que merece la pena son los pescados. Extraordinarios el rubio, el San Pedro o el rape. Muy buen manejo de la plancha, por ejemplo con el mero, y cocciones bien ajustadas. No es sitio para comer marisco y, excepto algún guiso -el de choco encebollado es sensacional-, el resto de la carta no llega a la altura de los pescados. Carta de vinos sencilla, y precios muy ajustados, con un albariño medio se puede salir por 40 euros por cabeza.

  53. Silabario, en Tui. El pueblo es precioso, merece la pena una visita larga y no dejarse alguna joyita como la iglesia de Santo Domingo, al lado del Miño.

    En el Hotel Colón está el restaurante Silabario, que nos había dejado un buen recuerdo hace un par de años. Aquel día apenas había opciones, creo recordar que era un festivo, pero nos pareció que apuntaba maneras. Acaba de abrir un gastrobar con unas cuantas buenas referencias de vino por copas, hay gusto por el vino en la casa. Se nota en la carta de vinos, con precios muy, muy ajustados.

    Bonitas vistas, a lo Solla, para los que conozcan el comedor de Poio.Sala coqueta y bien puesta, manteles, cubertería o cristalería de categoría. La carta se estructura con la oferta de dos menús, uno de tres platos -sardinas, bacalao, presa- y otro largo con, creo, siete platos. La carta ofrece platos más sencillos o seis o siete tipos de mariscos.

    Comimos una empanada de zorza y un centollo con huevo a baja temperatura y crema de cebolla como entradas. Muy floja la empanada, con una masa de maíz agalletada y excesivamente dulce, potenciada por la cebolla del relleno. Rico el centollo con huevo, que llegó casi cuajado.Espléndida la caldeirada de lubina con cigala, verduras, lima, fideos de arroz y fondo de las cigalas. Al fondo le faltaba potencia para ser relevante en el plato, pero el conjunto funcionaba.

    De postre pedimos un bizcocho de chocolate con helado de chocolate. Incluso si no intentara ser un coulant -el bizcocho había cuajado completamente-, llegó requemado. El Cuvee Jeunesse 2007 de Confuron, espléndido toda la comida.

    Hay muy buenos detalles, panes de categoría, buen producto y, en general, una sala que funciona bien. Sin embargo, no puede ser que de los mariscos que aparecen en la carta un sábado de julio, sólo tengan navajas. O que se sustituya la vaca vieja del menú de degustación por solomillo. Son cambios estructurales en la oferta que el cliente ha de conocer antes de entrar por la puerta. Lo descrito arriba -de la lubina dos raciones-, con agua, casi 110 euros.

  54. Juanjo

    Gracias Ainur y gracias Holden. Siguiendo tus indicaciones, ya he reservado en ElevenMP. Me queda otra bala para un grande.

    Y Minetta si me gustaría ir la verdad, intentaré llamar y hacerme entender jajaja

    Holden, no te va Jean Georges?

  55. Sí, por supuesto que me va Jean Georges. Lo mejor es ir a la hora de comer, ya que tiene unos precios significativamente más bajos que por la noche.

  56. Juanjo

    Pues casi seguro reserve en J Georges. En ambos iré a comer y en principio al degustación.

  57. Licenciado Vladimiro

    Está rico el MR, un moscatel (D.O Málaga) de Cía. de Telmo Rodríguez. 17 euros la botella de 0.5.

  58. Jesús Melitón

    He estado en Nueva York con el tiempo justo para comer rápido en algunos sitios. No iba mayormente a comer, y menos a beber. Sí he de reconocer que es un acierto ir al Burger Joint de Le Park Meridien (los que acudan por vez primera hagan el favor de acceder por la calle 57) que los dim sum de Dim Sum Go Go están ricos, ricos y que Momofuku Sämm es un sitio interesante para ir con gente aficionada a lo gastro, pero que con otro tipo de compañía se genera cierta tensión.

    Ya dije en Twitter que este último me recordaba al bar de mi pueblo: mucho mucho ruido, casi a oscuras, pitarra (por copas un chacolí o como se escriba), montaditos de panceta, picadillo de cochino, camareros en chandar… A mí me gustó, sí, pero tendré que volver solo o bien gastroacompañado. Como les digo me gustó, pero que alguno de mis acompañantes me repitiera hasta cuatro veces que aquello estaba rico, pero que cuando venía el chuletón, me desconcentró y desconcertó.

    Lo que sí tengo claro es que este Holden es un mostro recomendado sitios, y estos tres a los que he acudido con unos precios que hacen sonrojar a nuestro sector hostelero patrio. Quedan en mi archivo para la siguiente casi todos, pues como les decía he ido con el tiempo tasado. Sí debo señalar que me sentí muy Especial hablando con la gente de sitios que no conocía pero que me habían gustado mucho gracias a la lectura de sus experiencias… Deberíamos hacer un esfuerzo para recopilar toda la info que hay desperdigada en distintos comentarios de estos últimos meses/años. Y creo que le corresponde a Juanjo, ahora que va de visita y tiene ilusión y tal. Ni color con lo que he leído por ahí, oigan…

  59. Juanjo

    Don Melitón, muchas gracias. Tomo nota de sus apuntes.

    Contaré la experiencia en Eleven y demás.

  60. Qué jodidas tienen que andar las cosas para Darío Barrio para promocionar su dASSA bASSA en Groupon…

  61. Juanjo: ¿Cuándo te las piras a NY?

  62. Roberto

    El problema de la plaza es que gente mas joven no acude por que no conocen tanto la materia prima y tienen miedo de que le den gato por liebre, si pusieran procedencia y precios seguro que acudiría mas gente y regatearíamos igualmente.
    Carlos si aun puedes prueba el Restaurante Mare e Monti al lado de la estación de Vialia de Pontevedra, a mi me gusto mucho y la pasta fruto di Mare o como se escriba me pareció buenísima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s