Influencia 2.0

image

Pongamos un caso de estudio, ficticio claro: un cocinero, propietario de un exclusivo restaurante, invierte el presupuesto anual dedicado al marketing invitando a diez parejas a comer. Hace diez años, probablemente, todos los invitados hubieran sido periodistas o comunicadores con acceso a los canales tradicionales: periódicos, televisión o radio. Sin embargo, el cocinero decide que buena parte de su inversión va a ir destinada a personas con cierta influencia en internet, entendiéndolo como aquéllas que tienen un número alto de seguidores. Ramón Trecet, pionero en internet de muchas cosas, afirmaba ya hace unos meses que “un periodista vale tanto como el número de seguidores que tiene en twitter”.

Comunicadores fiables para el patrocinador

En este caso de estudio ficticio, sorprendentemente -o no-, los resultados empíricos fueron parecidos independientemente del perfil del invitado. En internet no tardaron en circular textos y fotos describiendo la cena con detalle. Parabienes y loas al cocinero, cosa normal, pues hablamos de uno realmente bueno. No es difícil imaginar qué hubiera sucedido en el caso de que la crítica hubiera sido mínimamente negativa: el garbanzo negro saldría del bombo para el próximo año y otros cocineros en la misma situación que nuestro imaginario protagonista hubieran tomado nota para promociones similares.

Primer corolario: nada es gratis. Para poder acceder a estas oportunidades hay que ser totalmente fiable. En el límite del publirreportaje.

La nueva crítica gastronómica.

Nuestro trabajo tiene en cuenta condiciones macroeconómicas. Los medios de comunicación están sufriendo la crisis con dureza. No hay publicidad y además no se venden ejemplares -las principales empresas de comunicación de este país han sufrido EREs recientemente-, por tanto difícilmente pueden financiar cenas caras a sus profesionales. Además los sueldos son bajos, salvo fortuna personal, estas facturas tampoco saldrán del bolsillo de los periodistas. Y es aquí donde los periodistas se igualan con estos nuevos influencers de internet. Parvenús que lo han trabajado entrada a entrada, congreso a congreso, abrazo a abrazo. Son pequeñas agencias de marketing -a veces unipersonales- que han construido una marca tras un perfil. Con esto han de competir los periodistas gastronómicos que si quieren “estar” han de pasar por el mismo aro por el que pasan ellos. Y es un aro muy estrecho.

Segundo corolario: como se mencionaba en el primer corolario, la sartén la tienen por el mango los patrocinadores -marcas, restaurantes, cadenas alimenticias-. Añádase además el control exhaustivo sobre el periodismo tradicional, tratando de arrinconar cualquier tipo de crítica, venga de donde venga. La ausencia de financiación ajena al sector supone, de facto, la muerte de la crítica independiente.

Precio de las campañas y retorno de inversión

Pero queda lo más interesante por analizar, ¿es esta política de marketing masivo, casi un mailing distribuido sin más criterio que el hecho de alguien tenga una afición, efectivo? ¿Cuál es el retorno de la inversión que nuestro cocinero recibe? De los medios tradicionales, sabíamos que llegaban a mucha gente y que sus lectores cumplían ciertos patrones -afinidad política, edad y cierto estatus económico-. De los nuevos canales apenas conocemos nada salvo que los contenidos los generan empresas muy entusiastas en sus apreciaciones sobre los productos y los eventos y que se dirigen -en el mejor de los casos- a mucha gente.

Corolario 3: No conocemos el impacto que tiene esta nueva manera de promocionar la gastronomía. Es una herramienta de marketing masivo y es barato para el patrocinador que sólo ha de pagar a la empresa de turno para que su community manager bombardee internet con la campaña correspondiente o invitar a unos canapés a un grupo bien seleccionado. En el caso más extremo, el sueldo es la cena, pero si el evento es rumboso, puede que te lleves a casa una Pacojet o una Thermomix. Siempre que seas bueno, claro.

Notad que no he mencionado la palabra “cliente” en ningún momento. Puede que la estrategia se base en captar clientes, pero quizá ni siquiera sea necesario, porque nuestro cocinero considere el propio restaurante una inversión y la parte deficitaria de su grupo de empresas. Al fin y al cabo, El Bulli perdía casi medio millón de euros al año.

Foto que ilustra: recetascongusto.blogspot.com

Anuncios

31 comentarios

Archivado bajo Gastronomía

31 Respuestas a “Influencia 2.0

  1. Interesante estudio Carlos, “ficticio claro”. Me da la impresion de ser palos de ciego los que dan algunos restaurantes y agencias de comunicacion, el principal problema no es tanto el marketing o la comunicacion, sino que España y por extension, millones de españoles, esta sin un euro.
    Yo, como cliente, no termino de entender esto del gastrocanaperismo, no estoy a favor ni en contra. Que cada uno haga lo que quiera, eso si, que luego no nos vendan su “imparcialidad” ni su criterios ni intenten imponernos de quien fiarnos.

  2. No sé si tiene mucho que ver o no. El otro día en el plus pusieron un reportaje sobre el fotógrafo del New York Times, Bill cunnington, un auténtico loco de la moda que lleva toda la vida trabajando en el sector y diseccionando dicho mundo. Lo que más me sorprendió es su extrema integridad a la hora de asistir a eventos y después hacer sus críticas correspondientes. El tío no acepta ni un canapé, ni un vaso de agua… eso sí, luego se permite analizar hasta el extremo todos los desfiles, llegando a hacer análisis de nuevos diseños puestos en perspectiva a lo que otros hicieron hace tiempo, desmontándolos completamente. Mi reflexión va al hilo de todo ésto y hacerlo extensible al mundo gastronómico… hasta que no haya un crítico gastronómico que se comporte igual lo demás es una auténtica falsedad… es más, no se debe criticar si hay intereses ocultos, si no pagas tu cuenta religiosamente, anonimato, etc.

  3. Coincido al 100% con Ainur. Me trae sin cuidado lo que haga la gente, pues ya sólo faltaba, pero que luego no me intenten vender su visión como algo imparcial.
    Si las agencias solicitan a los invitados fotos, posts y demás es hasta cierto punto comprensible que se hable bien de un sitio. Básicamente porque como no lo hagas, te sales (o te sacan) del círculo.
    Enhorabuena por esta excelente reflexión Carlos.

  4. Al hilo de excelencia vs rentabilidad. Dicotomia que no termino de entender, ya que un restaurante es principalmente un negocio, y el nivel de excelencia tiene un coste, por lo que creo que son 2 conceptos que pueden ir perfectamente unidos.
    Me pasa lo mismo con Adria, un genio sin lugar a dudas en la cocina, no entiendo como puede perder 500.000 euros en un restaurante con esa lista de solicitudes de mesa de 500.000 personas en un solo año. Con 8000 personas que lo visitaban al año, se sube el menu 62.5€/pax y numeros cuadrados para un balance cero. Con los sobreprecios de los vinos y la lista de espera, no creo que fuese un problema, y seguiriamos hablando de su cocina no de sus ocurrencias.

  5. Carlos

    Cierra EVO, el restaurante de Santamaría en Hospitalet, hotel Hesperia. Aquí se publicó este texto hace algo más de tres años.

  6. Jesús Melitón

    La foto que ilustra el artículo es conmovedora. Cuando el movimiento gastrocanapero remita la observaremos con nostalgia, con mucha nostalgia.

    Por lo demás, qué bien explica Vd. las cosas, D. Liga.

  7. Gracias Melitón. El movimiento gastrocanapero no remitirá, es barato y creo que según a quién, puede ser rentable. Se degradará, creo.

  8. Debería explicarnos un célebre cocinero mediterráneo dónde está la rentabilidad de tanta invitación esta primavera, cuando en plena temporada alta tiene servicios con una o dos mesas ocupadas. Y ésto en julio y en la costa.

  9. Juanjo

    Muy interesante Carlos. Yo creo que ni ellos saben que les reporta o el retorno que obtienen. Es una practica que está de moda y la gente se sube al carro. Estaría bien saber si después de los publireportajes su facturación aumenta o sube el número de comensales. Lo que está claro, los locos de esto somos unos pocos y cada vez menos, no hay mucho más donde rascar.

    HOLDEN, voy del 8 al 15/8. El 10 tengo Elenen y el 13 Jean G. Gracias

  10. Excelente, oportuna, y certera reflexión. En este caso la versión en inglés del “no hay nada gratis” da en el clavo: “There ain’t no such thing as a free lunch”.

  11. Carlos

    En efecto, Enrique, nadie invita por nada.

    Os voy a contar una experiencia que en Madrid en los últimos meses hubieran llamado “canalla”. En Vigo, al lado del puerto, hay una taberna-restaurante que se llama El Gallinero. El asunto es bien sencillo, hasta hace dos años sólo se vendían platos basados en huevo, pollo, patatas y granos de máiz.

    Caímos por allí a comer hace una semana y nos encontramos a Iván, el dueño, un tipo peculiar, motero con aspecto ángel de la la muerte. Se conoce todos los chistes sobre gallinas, granjas y huevos que os podáis imaginar, pero además es muy amable con todo el que entra-tiene una clientela habitual de lo más peculiar.

    Las patatas con huevo están deliciosas, las acaba con un fondo de ave muy ligero que se liga con la yema. El pollo al ajillo, la pechuga a la plancha con salsa española o el picantón escabechado… en la cocina trabajan bien.

    Muy buenas patatas, como no podía ser de otra manera y huevos de la granja de la fundación Menela que ayuda a niños autistas, nos contó Iván que tuvieron que pedir un permiso especial porque estas granjas “caseras” no tienen permiso para vender huevos para consumo.

    Precios muy populares, buen producto, una selección de vinos modestos pero bien conservados. Comí bien y pasé un buen rato.

  12. Carlos

    Más pistas: panaderías.

    En Pontevedra, en contra de lo que pudiera pensarse, encontrar un buen pan cuesta un mundo. Este año se lanzó una iniciativa para “crear” un pan representativo de la ciudad. Lo llamaron Pan da Vila, masas de un tipo de harina exclusivo de la zona -sospecho que eso que siempre se llamó aquí el “trigo del país”- y agua del Lérez, esperemos que lo suficentemente filtrada.

    Hay cinco o seis panaderías que lo venden. La versión que más me ha gustado es la de la panadería A Santiña. Es un pan tipo chapata rústica crujiente, con una harina realmente sabrosa y rica. Me gustó mucho.

    También lo venden en la cadena Acuña, que tiene varias tiendas en la ciudad. Sin embargo, a mí me gusta más su pan de cinco harinas. Textura también crujiente, aspecto también rústico, pero con ese pellizco que da la harina de centeno.

    En fin, que se puede comer muy buen pan en Pontevedra -por fin-, y a un precio bien razonable.

  13. DexterMorgan & OliviaDunham

    Saludos!
    Os dejamos una pequeña (gran) trilogía japonesa… (algunas fotos en 11870)

    “¿La felicidad es un helado de chocolate? Nooo!!… Es ir un sábado a Miyama Castellana y a otro día ganar la Eurocopa :D”

    Fechas visita: Viernes a medio día 4, 11, 18 y 25 May 2012… y con Olivia el 9, 16 y 30 Jun 2012

    ¡Que decir de Miyama Castellana!, siempre que puedo ir con Olivia un pensamiento y frase recurrente: Olivia, mylove, ¿recuerdas nuestro primer sushi bajo las vías de la estación de Shimbashi? Que experiencia! con todos esos ejecutivos Tokiotas ya medio chuzos a sake y mirándonos como diciendo ¿y estos ojos-plato de donde co** han salido? jijij

    Han pasado ya unos años desde entonces pero mi voracidad por el pescado crudo no ha hecho mas que crecer, no lo puedo evitar: Mi comida preferida es un buen cacho de “toro” mojado en soja y con una montañita de wasabi encima! 🙂

    Y aquí es cuando un día del 2009 me cruzo con Miyama Castellana, yo acababa de llegar de Miami con buen recuerdo de mi sitio de allí (Sushi Samba de Lincoln Ave, un japonés brutal) y andaba buscando mi japonés de referencia en Madrid sin tener que dejarme el jodido sueldo (la calidad precio ante todo aunque ningún japonés bueno es barato) y ellos, me refiero a MIYAMA, andaban buscando el UMAMI y siguen buscándolo… y cada vez mejor!, desde ese día que nos encontramos ya no nos hemos vuelto a separar!

    Mientras mucha gente sigue pagando un 10-15% más en 99SB y Kabuki (hablando estrictamente de preparaciones equivalentes en los locales), en MiyCast me como el mejor toro de Madrid — mirad las fotos–, una de las mejores témpuras que he probado en mi vida, y un Wagyu superior.

    Pero además tienen a un tío muy grande: Hiroshi, un maestro que te recibirá al llegar y que uniendo su buen hacer japonés a su entendimiento de la idiosincrasia española domina la sala a la perfección, si no está Hiroshi, Abraham o Rieko también “saben algebra”, aunque aquí los “máquinas” son el equipo de cocineros japoneses capitaneados por Odaka, cómo disfruto después de una semana dura de trabajo ponerme en la barra y ver a Odaka trabajar!

    Que pedimos? (cuando voy los viernes)

    Su menú sushi (aperitivos japoneses – especial mención a la sopa misho –, témpura, sushi variado (6 makis y 6 nig), postre y bebida) para mi es imprescindible para empezar como debe ser el finde, su precio, 23€, está por debajo de la calidad que ofrece

    Que pedimos? (30 Junio 2012)

    — Surimi de Langostino de Huelva: 3,30udx2=6,60 (fuera de carta)
    El langostino lo rallan y preparan con un toque de salmón, dándole una forma redondeada, un ‘deepfried’ delicioso, crujiente y acompañado por los condimentos de la foto

    — Rollo de buey Wagyu, cebollino y setas: 12
    Umami!, riquísimo, filetito fino de buey japonés con cebollino y setas dentro, cortado desde cocina solo para degustar, un fijo de muchas de nuestras vistas que en esta ocasión estuvo sensacional! mojad la teriyaki!

    — Berenjena y picadillo de pollo con salsa de Miso rojo: 8
    Mezclan durante varias horas varias clases de Miso para conseguir esa textura, predomina el rojo, asada, riquísima, nos encanta la berenjena y esta estuvo genial 🙂

    — Boquerones al Nam Gan: 8 (fuera de carta)
    Boquerones grandes limpios (4 piezas), rebozados y macerados en vinagre de arroz con verdura durante días, el resultado es un plato refrescante que nos recordaba a los típicos salpicones de verano, gustó mucho

    — Niguiris: Pieza ‘Toro’ 4,50 y pieza Tortilla japonesa 1,75
    Por Hiroshi, nos sacó un trozo de tortilla japonesa increíble en su justo punto de dulzor (más para Olivia), y una pieza de toro, un corte con grasa que justamente ayer estuvo sublime, en su justo punto de infiltración (más para mí)

    — Niguiris: 2 Piezas “Toro” flambeado 9
    Por Hiroshi, Alucinante esta forma de comer toro!, a Olivia fue de lo que más le gustó de la comida, sin palabras 🙂

    — Niguiris: 2 Piezas Vieira flambeada 6
    Por Hiroshi, fresquísima la vieira, con una mayonesa + toque de cítricos y kuki wasabi, en este punto ya estábamos rendidos de nuevo a MiyCast!

    — Maki de atún picante: 14,50
    Muy refrescante, a base de tartar de atún, tobiko, cebollino, arroz tostado, pepino… fantástico!

    — Postres: Mochi con bizcocho de te verde y cuatro texturas de fresa 8
    Soberbio postre CASERO sofisticado y delicioso a la vez, veréis: un fina pasta de arroz envuelve una nata extremadamente suave (lo mejor del postre en realidad) y alrededor, 4 texturas de fresa bajo un fino bizcocho de te verde, formando todo el conjunto unas inigualables ‘fresas con nata’ que nos dejaron con la boca abierta

    — Bebidas: Kirin 3,50 2CocaK 6, botellita de sake especial 9
    No dejéis de probar los niguiris con el sake que os ofrezca Hiroshi!

    — Petit Four (fotos)

    Total: 96,85

    Conclusión: Para nosotros el mejor Japonés de Madrid hablando estrictamente de preparaciones japonesas y con platos y fusiones fuera de carta únicas. Para ser el mejor no solo la comida/servicio debe estar perfecta sino que el precio debe estar ajustado (y más ahora). No decimos que MiyCast sea barato, sino que tiene la misma calidad o más que KabukiPc o 99SB-Herm y es algo más barato; Inigualable relación calidad/precio

  14. DexterMorgan & OliviaDunham

    “Lujazo en Hyde Park”

    Fecha visita: 5 Jun 2012 (Comida, 2 pers)

    En nuestro último viaje a Londres queríamos comer pescado algún día y para eso elegimos uno de los japoneses más famosos de la ciudad, además ¿Cómo irte de Londres sin visitar algunos de sus más importantes exponentes de la cocina japonesa? Una cocina que como algunos sabéis adoro! A Olivia le tira menos, 🙂 ella dice que crudo solo le acaba de convencer el jamón ibérico puro de bellota jiji

    El Zuma pertenece a una cadena de restaurantes japoneses de lujo que se encuentran en Miami, Dubai, Estambul… y que en Londres se sitúa en uno de las zonas más exclusivas de la ciudad, Knightsbridge, a tiro de piedra del HydePark y pegado a Harrods

    El local es absolutamente impresionante, ya sólo la entrada, una especie de hall donde se recibe a los clientes, es más grande que muchos pisos en los que estuve de estudiante :), y luego el restaurante también es gigantesco, con varias zonas y niveles, eso sí, solo por mi zona conté unos 15 camareros!! Si preguntas por el baño un camarero te acompaña a la puerta, y ya en el baño… hay un tío que te va dando las toallas para secarte!! Jajaja

    Carta inconmensurable y todo muy apetecible, el producto es de lo mejor y más exclusivo de la ciudad, y el cocinado y preparado de los platos en los que la cocina tuvo que intervenir (Guindara, Langosta…) estuvieron a gran altura, otro tema es que los Ingleses usen mantequilla para cocinar y con ello jodan una langosta dándole un sabor completamente descompensado hacia la mantequilla pero bueno, como digo, eso es otro tema

    Algunos estaréis pensando “pero Dex&Liv ¿A cuánto sale esto payo?” :))… pues como ya sabéis ningún japonés de calidad es barato pero… seguid leyendo!

    El servicio fue muy bueno, accesible, amable, con la distancia justa, pero realmente este día del Zuma hubo un ‘fallito’, y un fallito en este tipo de sitios de gran categoría (y gran cuenta), tal y como decíamos en nuestra critica de KabukiPc, son imperdonables!

    Pedimos un entrante y tempura, y también un plato de langosta asada que tienen en carta (y + cosas), pues nos ponen el entrante (unos espárragos a la brasa) y justo después, la tempura, “guay, combinamos, además nos encanta picar varias cosas!” (hablamos entre nosotros) pero justo 1min después o así llega la langosta y… pero que c*ñ*! Un plato de 40€ no me lo voy a comer junto a una tempura y unos espárragos!, nosotros queríamos degustar la langosta SOLA y con tiempo para que no se quedara fría, además ¿Qué coj***s es eso de sacar 3 platos a la vez? ¿Qué estamos en un McDonald?

    Así que por mucho que no le gustara al camarero que muy amablemente nos explicaba que “el timing de cocina había ido así”, nosotros muy amablemente también le decíamos que se metiera ese timing por el… (con otras palabras claro! jiji) y que por favor nos retirase ese plato ya que no queríamos comer todos los platos a la vez!… Y que luego pusieran otra langosta, por supuesto caliente y nueva! (el cocinero que “tuvo” que comérse la primera pensaría: “ole spain!” jiji)

    Qué pedimos?

    — Asparagus with wafu sauce and sesame £5.80
    De la sección Robata grill, alucinantes, riquísimos y tiernos

    — Assorted seafood and vegetables £12.80
    A años luz de la que nos comimos en kabukiPc en mayo-2012 y muy parecida a la de Miyama Castellana, muy crujiente, fina, langostinos tremendos, superb!

    — Marinated black cod wrapped in houba leaf £29.30
    De lo que más me gustó de la comida, el bacalao negro increíble, muy fresco, Gin-dara inolvidable!

    — Roasted lobster with green chilli and garlic hojiso butter £34.80
    Sí, lo ponía en la carta, pero no pensaba que sabría tanto a mantequilla, de todas formas, esto no enmascaró la increíble frescura de la langosta, estuvo riquísima, pero sabiéndolo, lo mismo no la hubiéramos pedido

    — Niguiris y Makis: Chu-toro niguiri £12.80 El mismo de MiyaCast pero 5€ más caro, Unagui £7.80 Muy buena, con su punto justo de gelatina y muy bien preparada, Spicy tuna roll £9.20 Maki de toro rico pero picaba en exceso

    — Postres: Zorry, Ya no había ni una £ de esas para postre!! jaja

    — Bebidas: 3 Asahi £16.50, 1 Coke £3.20

    1 Charity £

    Sin Propina

    Precio Total: £133,20

    Conclusión: Si queréis daros un lujazo es ideal!, y sin langosta os saldrá mejor de precio; por su calidad de producto, estándares de sitio y servicio, debería tener estrella michelín, aunque una medida absurdamente francesa de entender la gastronomía no debería ser “un santo grial culinario” como muchos consideran a la guía roja…
    El precio y sobre todo el fallo del timing con la langosta le resta puntos ya que en sitios de esta categoría eso canta mucho, por otro lado si usan AOVE para cocinar la langosta ya hubiéramos flipado :), de todas formas nuestra experiencia aquí fue mucho mas satisfactoria que en KabukiPc por ejemplo, el sitio merece mucho la pena, como decimos, para un momento especial!

  15. DexterMorgan & OliviaDunham

    Parece que el 2º de nuestros japoneses se ha quedado en el “limbo”, cunado lo publiqué no salio y si lo intento republicar el sistema detecta que ya esta publicado y me dice que estoy intentado publicar algo ya publicado… en la Home, en el post “Influencia 2.0”, aparece contabilizado, pero si luego entras en los comentarios… le resta una unidad al total pero no aparece ¿?… lo intentaremos es unos minutos!

  16. Carlos

    D&O, el de Zuma ya se ve.

  17. DexterMorgan & OliviaDunham

    🙂 Gracias Carlos! … os dejamos el último… os leemos!

    “Fusión SÍ, Japonés NO, HiperCaro SÍ, Estrellita NO, MatequillaTrufa SÍ, Toro con nervios/hebras TAMBIÉN…”

    Fecha visita: 14 May 2012 (2 pers)

    Hacía unos 3 años que no íbamos y tras varios intentos, anoche pudimos retornar a uno de los supuestos mejores japoneses de Madrid (de España) y con “macarrón”!

    Y?… Pues indiferencia y mediocridad a partes iguales, ahí vamos:

    Fusión Sí: Es para lo que merecen la pena (de la factura :)) los Kabuki, la posibilidad de probar platos/combinaciones nuevas y únicas se les reconoce y es digno de aplaudir visto desde el prisma de la investigación y la especialización culinaria de la ciudad, además no dudo que esas preparaciones en muchos casos estén deliciosas

    Japonés NO: Ahora eso sí, si lo que quieres es comida japonesa existen en Madrid sitios no ya decentes sino que han sobrepasado hace tiempo a KabukiPc en esos menesteres, recién terminado de comer en KabukiPc caes en la cuenta del grandísimo trabajo que está haciendo por ejemplo Hiroshi Kobayashi en MiyamaCastellana, o la gente de Ginza (Cortes)

    HiperCaro SÍ: Se aprecia ese aire elitista en la clientela, “nosotros lo valemos”, supongo que a esa gente les parecerá que 12,90€ para un postre (Texturas de chocolate) es un precio justo, incluso te dirán “joder, es que está buenísimo!, calidad precio adecuada”
    Pero para nosotros la calidad/precio en preparaciones japonesas de kabuki es baja, de lo peor que nos hemos encontrado, y un postre de 13€ es caro lo mires por donde lo mires, de la misma forma que tener un peor “toro” (con hebras y nervios) que MiyamaCastellana por ejemplo y cobrarlo casi 1€ más caro es increíble!
    Ésto del precio lo vemos relacionado con su aspecto fusión, es como cuando vas a ElCorteIngles y en ese mismo establecimiento te puedes comprar una botella de agua… o un chaleco para cazar jabalíes, esas ‘posibilidades’ hay que pagarlas: como aquí puedes comer mantequilla con trufa y toro con pan tumaca pues el toro ‘normal’ te lo pongo más caro… el caso es que tanto las fusiones como las preparaciones japonesas están por las nubes!

    Estrellita NO: Cuando llegas con expectativas altas a un sitio renombrado, TODO cuenta… más que nada porque al final TODO te lo cobran! 🙂 ¿Cómo es posible que llegue una botella de cerveza vacía a los postres? (foto) ¿Por qué el camarero me quiere servir el agua en un vaso que lleva toda la noche boca abajo en la mesa en contacto directo con la mesa sin mantel ni nada? (que esto me lo hagan en ‘Insitu’ vale! Pero coño que estamos en Kabuki!) ¿Cómo es posible que para muchos el mejor toro de Madrid tenga hebras y nervios incomibles? (fotos).

    Además notamos algunos nigiris “poco nobles”, no tratados en exceso, no seleccionados, no solo pasó con el “toro”, la anguila era un trozaco basto, poco limpio… y en la tempura las gambas flojas, la típica textura blandurria de cuando el aceite no está suficientemente fuerte ¿? Era curioso porque luego una 3ª gamba sí que estaba algo más crujiente ¿aceite más ‘entonado’ 1min después?

    …y ya en otro plano: ¿como puede ser que para el garito más mierda de Londres puedas reservar por su web y para uno de los pocos michelín que tenemos en Madrid ni siquiera tengas una puñetera WEB donde ver la carta? ¿Por qué no abren los sábado a medio día para la gente que no es rica/famosa/empresaria o que vive en los alrededores de Madrid?

    WEB: a 15/5/2012 Sin Web!!! ¿?

    Qué pedimos?

    — Tempura moriawase 21,50
    Visual adecuado: translucida, pero textura blandurria que desentona con un buen sabor del producto (gamba), unos 9 o 10 trozos

    — Niguiris de Toro 9,70 Unagui 6,90 Mantequilla con trufa 7,40 Wagyu cebolla y tomate 7,80 Salmón flambeado 6,30 y 1 pieza de Huevo codorniz con trufa 4,45
    El matequilla+trufa increíble y riquísimo, lo mejor de la noche, la miniburguer bien pero ¿en serio es wagyu? (trozos algo duros), Olivia me dice que el huevo de codorniz muy bueno pero para su gusto algo descompensado el sabor hacia la trufa, salmón bueno (en la media) pero llega frío a la mesa (como todos los calientes) y más si comes en al terraza

    — Negi toro maki 9,80
    Makis de toro con cebollino, en la media, clásico que siempre pedimos sobre todo por Olivia que es muy makinera

    — Costillas de Wagyu 27,15
    Realmente exquisito el wagyu, lo mejor de la noche

    — Postre: Texturas de chocolate 12,85
    Postre de chocolates muy rico… y sobrepreciado

    — Bebidas: 2botellas de agua: 7,15 2Kirin: 8,65

    Precio Total: 129,62

    Conclusión: Unas costillas Wagyu y un par de niguiris de mantequilla+trufa no son suficientes, en nuestra opinión, para justificar esos precios ni esa fama, pero claro, al final se justifican porque la gente que tiene mucha pasta tiene que comer en algún sitio! 🙂
    Hemos visto un local realmente en la zona media, para nada el TOP que se supone, en comparación, alucino como Viavelez, Sacha, Lua o Sudestada, así a bote pronto, no tienen estrellita pero ¿Quién entiende a esos franceses?
    Si no fuera por el atrevimiento de su chef con sus fusiones sería un 2 estrellas claro para ese nivel de precios y fama

  18. Carlos

    A mí me parece que el wagyu que llega a España está sobrevalorado. En sentido literal.

  19. DexterMorgan & OliviaDunham

    Perdon! Nos ha vuelto a pasar lo mismo con el de KabukiPC… No sale… ¿estamos haciendo algo mal?

  20. Carlos

    Lo de Kabuki también se ve. Creo que no debe estar refrescando bien la pagina.

  21. DexterMorgan & OliviaDunham

    Se nos olvidaba!… Felicitaciones a todos por los 5 años de blog… Gracias! 🙂

  22. Carlos

    Gracias a vosotros por vuestros comentarios, detallados y con espíritu critico, en estos tiempos de hagiografías.

  23. DexterMorgan & OliviaDunham

    jejejeje… sí (sobre hagiografías), muy bueno tu ultimo post, completamente de acuerdo!

    🙂 y claro que tenemos espíritu critico!… Nuestro vicio (la gastronomía) se lleva una parte importante del presupuesto vital :)… y como de momento no somos ricos (aun jijiji) exigimos, al menos, lo que valen nuestros euros!

    Pero vamos que… de todas formas aceptamos criticas a las criticas 🙂 dudaba de poneros lo de KabukiPC ya que se que para vosotros es un totem… nuestra experiencia en cambio fue decepcionante sobre todo respecto a lo que recordábamos de otras visitas (hace unos años eso sí)

  24. Próximamente voy a pasar una semana cerca de Lisboa y he hecho una pequeña lista de sitios interesantes. Os solicito ayuda para contrastarla y eliminar/añadir.

    – Mercado do Peixe
    -Taberna da Rua das Flores
    – Cervejaria Ramiro
    – Adega Tía Matilde
    – Sinal Vermelho
    – O Magano
    – O Faroleiro
    – Assinatura (como opción más creativa)

    En Oporto tengo Chez Lapin y Marisqueria A Antiga en Matosinhos.

    Mil gracias.

  25. Licenciado Vladimiro

    Alejandro, tienes mi opinión de Assinatura en un post de principios de enero / finales de diciembre. Estuve allí el 30 de diciembre de 2011. No sé si te sirve mi juicio, pero me dejó bastante frío: producto muy, muy discreto y platos en general pesados, poco redondos. Me gustó mucho el servicio y los vinos, eso sí.

    En Chez Lapin estuve hace exactamente diez años, siendo un niño de 16. Es una cena que recordaré toda mi vida por motivos extraculinarios, fueron mis primeras vacaciones sin los padres y con una chica. Me gustó mucho el bacalao que comí, pero en fin, mi opinión de adolecente. La ubicación, eso sí, incomparable. Yo me arriesgaría!

  26. Licenciado Vladimiro

    Te lo repesco y copio:

    ASSINATURA : sitio recomendado en el blog amigo. Pedimos el menú medio (5 platos a 47€) más la más ambiciosa de las dos opciones de maridaje que tienen (35€ con vinos portugueses). Ningún plato era del todo malo; ninguno realmente bueno tampoco. Género mediocre en general. Comprensión dificultada por la barrera idiomática. Tras una sabrosa y rica tartaleta de perdiz como aperitivo (facturada aparte: feo detalle), un pulpo asado (sabroso, tratado como una carne) con un puré de boniato demasiado dulce. En la misma línea abundaba un pescado (¿lubina? No muy buen género) con crema de patatas, espinacas y algunas otras cosas, correcto y sabroso pero algo pesado. Intrascendente una crema de hongos con huevo de codorniz y una croqueta de algo que no entendí, pero parecía una carne adobada del Alentejo, intensísima de sabor, quizás demasiado. El peor plato fue quizás un venado con arroz de caza, manzanas y una costra de algo que no logré identificar. El arroz era profundo, potente, con un fondo estupendo, pero la carne era un género de segunda. El postre, en torno al chocolate, el plátano y el jengibre, era algo atolondrado. A favor dos cosas: en primer lugar la sumillería, con una selección de vinos interesantes y sorprendentes, con mucha tipicidad. Me gustó especialmente un blanco seco de malvasía, rarísimo, con una combinación de sequedad inicial que recordaba un poco a un jerez, y acto seguido un golpe de fruta. Menos me gustó el vino portugués que juega a ser francés, v.g. un cabernet sauvignon de Setúbal unidimensional e hipertánico que no había quien lo agarrase. Segundo punto: sala y cocina como a mí me gusta, esto es, rápidas, engranando los platos sin mucho tiempo de descanso. Me matan las comidas de 4 horas. Diría que lo mejor fue la compañía, de no ser porque mi mujer estaba inaguantable.

    CERVEJARÍA DE ENFRENTE: otra recomendación del tragaldabas astur. Pinchazo rotundo, aunque debo decir que fue por mi culpa. Básicamente es una marisquería informal en la que comer langostas y centollos. Quise salirme del guión pidiendo un guiso marinero y por las dificultades idiomáticas y mi pasión por el cilantro acabé estrellado, con unas gachas alentejanas con gambas de todo punto incomestibles. De la calidad del género que nada en sus piscinas no puedo pronunciarme. Ojo que no es barato.

    CINCO LOUNGE: quizás decir que es el mejor bar de Portugal es un poco como decir que es la mejor central nuclear de Mozambique, pero lo cierto es que esta coctelería regentada por británicos está muy bien. Coctelería de calidad, con copas modernas pero sin grandes alardes, con mucho uso de hierbas y similares. Rico un sour con ginebra y albahaca, rico un daiquiri con sirope casero de cardamomo etc. Buen ambiente.

  27. Hoy ceno huevos fritos, con un par de panes de Paul, ya que he pasado por la puerta y en casa estamos en modo pre-off para el frigorífico. Siempre me entra la duda de qué vinos tomar con ellos.

  28. Licenciado Vladimiro

    El otro día me hacía la misma cuestión, Txangu. Yo diría que un blanco con barrica. En Alemania gustan los rieslings con huevo frito.

  29. Carlos

    Este año los sitios “gourmet” de Madrid me pueden ir esperando.

    Comida en A Centoleira, un local centenario situado a unos kms de Pontevedra, en Bueu, un pueblo marinero con tradición. Hacía unos cuatro años que no me pasaba, tras un par de experiencias irregulares, sin embargo recordaba con cariño su bogavante a la plancha.

    Y así, tras una cerveza, pedimos una empanada de mejillones -estupenda, magnífico el pimiento y con mejillones de categoría-, llegó el bogavante. Algo menos de un kilo, sensacional, el que quiera saber cuál es la diferencia entre un ejemplar canadiense o del Gran Sol y uno de las rías, que se pase por aquí. En mi opinión la cocción a la plancha es imbatible.

    De segundo pedimos un guiso marinero -una caldeirada, que dirían en otros sitios- y una lubina que nos vendieron como extraordinaria. Notable el guiso, con un rodaballo de piscifactoría -me dijeron de altura, pero ya lo dudo- y un muy buen sargo y una lubina que podría ser buena, regular o mala, tras semejante exceso de plancha era difícil decir.

    Una filloa de crema que venía de la cámara -todavía así, muy rica- y camino de vuelta. Un consejo a navegantes: eviten las cestas de marisco, se trata de piezas cocidas con mucha antelación, frías y que, en mi opinión, pierden toda la gracia aunque el precio sea tentador.

    120 euros para dos personas lo arriba descrito con una botella de agua fría.

  30. Carlos

    Cena en la tapería A Curva en Portonovo.

    Hay tres o cuatro sitios realmente interesantes para beber vinos en las Rías Bajas. Uno de ellos es este pequeño bar de Portonovo. Nos llegamos y pedimos unas croquetas, unos rapantes pequeños -esos deliciosos gallos atlánticos- y jamón asado. Para beber… pues un Algueira Albarella.

    Anxo es un apasionado de los vinos, es copropietario de la distribuidora María Fechoría, con Xoan Cannas, del que ya os conté hace unos días. La cosa es que me había enterado que Raúl Pérez estaba haciendo un vino con mencía y pinot noir -80, 20- en el Bierzo, le pregunté a Anxo… y en efecto lo tenía. Redondo, bien acabado, elegante. Los que seais aficionados vais a oir hablar en los próximos meses bastante de la pinot noir en Galicia, porque Rodrigo Méndez la está trabajando en su Forjas do Salnés y va a sacar un 2010 en breve.

    Todo eso y mucho más en A Curva, una de las cartas de vinos más interesantes del atlántico oeste. Se come y se bebe realmente bien, y si alguien quiere beberse el Salnés, éste es el sitio.

  31. Licenciado, muchas gracias por recuperar tu comentario. Claro que me vale. La verdad es que no voy a Portugal con muchas expectativas, más que nada por desconocimiento.

    Todas las críticas que he leído acerca de los más prestigiosos restaurantes portugueses me han dejado bastante frío. Salvaba por los pelos este Assinatura.

    En fin, valoro más un comentario de un buen aficionado que de algunos profesionales que a veces se entusiasman más de lo debido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s