Elegir y renunciar

“Cuánto tiempo hace que no vienes a vernos”. Con ese plural mayestático tan común en la hostelería, me recibía -y reprochaba a la vez- un buen jefe de sala que hiciera ya casi dos años que no pasaba por su restaurante. Uno de esos sitios que, durante los últimos meses, he valorado sólo como una posibilidad para, finalmente, acabar decantándome por otro.

El sitio está ya en el inventario de cadáveres que guardo en la memoria. En la sección de locales a los que dejo de ir, sin mayor razón objetiva, después de años habiendo estado entre mis favoritos. A veces sucede porque cambias tú y te cansas como el niño que cumple cinco años y abandona al peluche por la Playstation. Otras, como es el caso, por las circunstancias. Se convierten paulatinamente en la segunda, la tercera opción. Finalmente dejan de serlo.

Me sentí culpable y avergonzado, un traidor en toda regla. Balbuceé con poca convicción, que se trataba de una cuestión de suerte, de biorritmos, de pereza o de lejanía. Le mentía: la verdadera razón es la combinación de dos factores: he reducido notablemente la cantidad de veces que como fuera de casa, y cuando lo hago, elijo los restaurantes donde trabaja gente que espero que logre salir adelante. En la práctica supone arrinconar mi curiosidad y ganas de aprender, cambiarlas casi siempre por lealtad a los que considero los mejores; motivo, por cierto, más utilitarista que gastronómico.

Con desagradecidos como yo -debe haberlos a patadas- negocios que en otra época funcionarían sin mayor problema acaban por cerrar. Siempre hay quien va y suelta lo de la paja y el grano, pero no es cierto. A mí me parece una simplicidad. Si acaso estaré de acuerdo en que triunfan aquéllos que se adaptan mejor, como en cualquier proceso evolutivo. No es gratis, tiene sus efectos colaterales: el método de selección es cruel y se desperdicia mucho trabajo e ilusión. Talento que se queda en las cunetas sin derecho a madurar, porque madurar conlleva equivocarse. El margen queda para otros tiempos, otros países.

Aunque concedo que algo bueno sale de estas épocas de austeridad. Para la hostelería porque el modelo, luchando por sobrevivir, cambia, se adapta y se optimiza. De ésta se ha traducido en menos bobadas ególatras y más cariño y empatía con el cliente. Pero sobre todo para muchos de nosotros mismos, porque dejaremos cualquier esnobismo de lado y empezamos a valorar con más finura lo que merece la pena. Si algo nos hace felices o no y en qué medida lo hace frente a otras opciones.

Elegir y tener que renunciar supone quitarle la capa de sebo al espíritu crítico. Ése que las tarjetas de crédito de empresa y la holgura en la cuenta corriente, habían convertido en un eunuco.

84 comentarios

Archivado bajo Gastronomía

84 Respuestas a “Elegir y renunciar

  1. Muy acertado post y muy oportuno ahora que repasas mentalmente la lista de aquellos sitios por los que te apetece pasar tras las vacaciones. Enhorabuena.

  2. Gracias Juan, yo también hice ese ejercicio hará cosa de un mes.

    Y uno de los sitios que volví a visitar fue Lakasa. Fartón, pide los mejillones de roca con crema y cebolla. El fondo está para bebérselo. La tabla de quesos es de lo mejorcito de Madrid, y la tórtola a buen nivel.

  3. Lagerun

    Me ha gustado mucho el post, aunque he echado en falta mayor profundidad. Más análisis de un asunto muy interesante. Más carrete, vaya.

    A mi hay pocos sitios en Madrid que me interesen. Y si hablamos del famoso acrónimo rcp, muy pocos.

    Pasado mañana ceno en Can Pineda (Barcelona). Estoy muy emocionado y muy contento. Es de esos sitios en los que me apetece repetir. Osea. El bisoñé de Paco lo vale todo.

  4. Estoy de acuerdo, Lagerun. Hablar de lo que la crisis supone, de qué y cómo afecta es algo complejo.

  5. Lagerun

    Bueno, yo no me referIa a la crIsis, pero está bien.

  6. Me siento totalmente identificado con lo que comentas, Carlos. Un fiel reflejo de la dura realidad que nos toca vivir.
    Muchas veces entre novedades, compromisos, economía… dejamos de lado esos sitios a los que nos gustaría ir más asiduamente. Hecho que se agrava cuando has establecido cierta amistad con esos hosteleros. Se vienen tiempos donde cada vez hay que medir más las experiencias gastronómicas. Personalmente, cuando pasamos la barrera de los 50-60 euros (que normalmente pasa directamente a los 100) por cabeza, me pienso muy mucho donde ir. Y al final suelo acabar optando por valores seguros. Ahora, más que nunca, los experimentos, con gaseosa.

  7. Fartón

    Yo creo que ya era más selectivo de antes. Siempre he vivido por debajo de mis posibilidades…

    Gracias, Carlos, por los apuntes de Lakasa. Si empiezana a tener bichos con plumas, no habría que perdérselos.

  8. Si alguno está interesado en hacerse con menaje de WMF, hay una tienda en Clara del Rey 52 donde lo están liquidando, con ofertas que llegan incluso al 50%.

  9. Mi proveedor de lamparas (!) me recomienda el menú de La Austriaca, puerta con puerta del Horno de San Onofre en la calle del mismo nombre.
    Formato solo barra + banqueta, ambiente de barrio madrileño de los de barrio madrileño de toda la vida. Servicio amable, atento y rápido, cocina 150% casera, las abuelas en los fuegos, el resto de la familia a la barra.

    Destacable ensaladilla rusa, croquetas y tortilla de patatas. No podía ser de otra manera. La mayoría de los postres flojos (todo el mundo sabe que en Madrid tomar postre es de nenazas). Se salvan, como no podía ser de otra manera, las torrijas. Ya. No es época ¿y que? contestarán como buenos madrileños si preguntas.
    10 € /pax.
    La crisis mola.

  10. Bueno…, solo a veces

  11. Ya que nos ponemos a recomendar bares, os diré que mejillones en La Toledana, enfrente del Goizeko Kabi de Comandante Zorita.

  12. Hoy me ha dado el alberete y he ido a “Su despensa ecologica” a comprar harina del Rincón del Segura. Craso error. La dependienta/dueña es una auténtica gilipollas maleducada y prepotente. Resultado: me he ido sin comprar nada.
    En los tiempos que corren y que siga habiendo gente que piense que puede ofrecer un servicio así…

  13. Normalito

    Casualmente soy el marido de la encargada de “Su despensa ecológica”. Le voy a arrancar sus plumas de una en una, pajarillo. Ya lo sabe.

    Bueno, le perdonaría si me invita a comer en Mané (a Willy le tengo castigado).

  14. Anónimo

    ¡Huy! Pollito, comentarios menos ofensivos e insultantes “el seño” Carlos los ha borrado y enviado al escribiente castigado de cara a la pared. Ya verás como se pone cuando lea el tuyo sobre esa señora y que su marido (¿será también de Los Yebenes?) te perdona, aunque invitación mediante.

  15. Sandra

    ¿Habeis viso la web petramora.com?Esta detras de ella amen de otra gente,Mikel Zeberio.Tiene cosas bien interesantes,con buenos productores y precios majos aparentemente.

  16. Arturo Pardos Batiste

    Mágeiros, el famoso jefe del asador SARCÓS, está desesperado porque este no funciona. “¡Ejqué, con esta crisis …!”, se lamenta ante sus colegas y los pocos clientes que le van quedando. La incertidumbre del mercado provoca en Mágeiros, como en tantos cocineros y empresarios de hostelería, la necesidad de creer verdadera una premisa que, en realidad, es falsa. Y como está convencido de esa verdad, actúa en consecuencia aceptando, en un bucle obsesivo y perverso, que, como hay crisis, su asador está en crisis debido a la crisis. En resumen: “SARCÓS no funciona por la crisis.” Pero, “¿Y si fuera que SARCÓS no funciona por la crisis de SARCÓS?” Y peor: “¿Y si SARCÓS no funciona por la crisis de Mágeiros?” Y la hipótesis terrible que dice: “¿Y si Mágeiros no funciona por la crisis de Mágeiros?” ¿Aceptaría Mágeiros admitir que es él quien está en crisis, que es él mismo la crisis de su asador? Lo ideal: “Gracias a Mágeiros, ya no hay crisis en SARCÓS.” ¿Es malo estar en crisis? ¿Qué es una crisis?
    “Crisis” es voz griega, κρίσις, ‘juicio, decisión’, de κρίνω, ‘juzgar’. Una crisis es un momento decisivo que se presenta en un negocio e implica un cambio mediante una mutación importante en el desarrollo del proceso. Así que, si en vez de perder el tiempo meneando cosas en los platos y la decoración de su asador para que todo vaya a peor, si en vez de plegarse a quimeras anulando su personalidad, que es en verdad el único capital del que dispone, tuviera presente Mágeiros a Nietzsche, cuando dijo: “Una necesidad imperiosa edifica un arte a su medida”, y considerara una “necesidad imperiosa” recuperar su fuerza y su prestigio, edificaría Mágeiros, de inmediato, un nuevo arte culinario a su medida. Dejaría claro Mágeiros que tiene mando en plaza, al igual que Roma soberana resolviendo sus cuestiones con la sentencia innegociable: “Roma locuta est, causa finita est” (Roma ha hablado; el asunto queda zanjado). Cuando lance a la cara de los sumisos su audaz proclama: “¡Mágeiros ha hablado y la crisis se ha acabado!”, entonces, y solo entonces, comenzará para él una Nueva Era Gastrónica y será el amo de su discurso.
    El Duque de Gastronia

  17. Gran reflexión Carlos, de hecho estoy pensando dónde darme un homenaje (descartando DiverXo por la obligada espera mensual) y no hay mucho que me seduzca a gastarme +100€.

  18. Me ha gustado mucho su comentario, estimado duque de Gastronia.

    Tambien me ha gustado el post, pero menos que el comentario del duque😉 Yo es un ejercicio que siempre he hecho, y que sigo haciendo, el elegir muy bien donde voy. Las razones para elegir un sitio o no otro son muy variadas: presupuesto (y hay algo como 10€/pax marcan la diferencia), empatia con el sitio, antojo, capricho por haberlo leido mil veces en blogs y/o redes sociales, etc. Lo que no hago, a la hora de elegir, es dar segundas oportunidades a sitios de mas de una determinada cantidad que me hayan dejado frio/no me hayan gustado. Al adquirir cierto bagaje, aunque humilde, el abanico de posibilidades se reduce, porque estoy pensando en repetir antes que en arriesgar. Cuesta mucho ganar el dinero para luego arriesgar en una comida regular.

    Carlos Jimeno, cuando lo tengas claro, compartelo. Yo te sugeriria esperar a DiverXo, o que fueras a Piñera, pero ahora que todo ha cambiado, tengo dudas. O cambia homenaje por disfrute en uno de esos sitios donde disfrutas mucho (como LaKasa), que no hay mejor homenaje que estar a gusto en un sitio y comer bien, sin necesidad de xxx€/pax.

    Pensando en sitios donde me gustaria volver, sin pensar en dinero, DiverXo me apetece siempre, un fin de semana en Ferrero seria un lujo y volver a Etxebarri tambien.

  19. Carlos Jimeno, ¿y El Bohío? Ya sé que lo del desplazamiento es una castaña pilonga, pero ahora ofrecen servicio de taxi gratuito desde Madrid y me parece un valor segurísimo. A excepción de DiverXO me apetece más que cualquier 2* de Madrid (Santceloni lo descarto por el tema precio básicamente).

  20. Arturo Pardos Batiste

    Muchas gracias, Ainur.
    “Olvida la anécdota y busca el mito”, le dijo Fanny Osborne a su marido, Robert Louis Stevenson, el autor de La isla del tesoro, cuando este, en un momento dado, dudaba angustiosamente de su capacidad creativa.
    Muchos protagonistas del discurso culinario (cocineros, críticos, servicio y comensales) han sucumbido a la anécdota de la espumas y el chirlomirlo. ¿Qué es F. A. sino una frenética anécdota de sí mismo y su circoinstancia? (Un mito en la cocina española fue Cándido, y su cochinillo y su plato.) En el proceloso océano de indeterminación de las anécdotas, un mito es un islote de determinación, un camino obligado, un ‘creodo’ (Waddington); en el huero mundo de la gastronomía un huevo frito en el centro del plato es un creodo, un islote de sensatez en un mar de frivolidad, amén de una figura de meditación: un mandala. El Duque de Gastronia.

  21. Karacho

    Jesús Fdez, no sabía eso del servicio de taxi “gratuito”, ¿me podrías decir cómo funciona? Siempre he querido ir a El Bohío pero como siempre estoy en Madrid de paso y no dispongo de vehículo e la capital, pues siempre me decidía por otros lugares…

  22. Sandra, lo cierto es que aparte del precio, yo no le veo mucho aliciente a esa página. ¿Quizá los platos preparados? Supongo que si está Zeberio detrás de esto, algo tendrá. De lo que aparece no tengo muy claro el qué.

  23. Karacho, creo que la única condición es que se trate de un grupo de al menos cuatro personas. De todas formas, a ver lee ésto Juanjo y nos aporta más luz.

  24. Como siempre, un gran artículo. Este blog ha mejorado mucho desde que no los escribe Numeritos.

    Creo que responde a la realidad del momento aunque yo no me sienta excesivamente representado por el planteamiento. Obviamente todos, en mayor o menor medida, hemos tenido que recortar y mirar con más atención a dónde vamos o no. Yo siempre he sido conservador con respecto a algunas comidas y vuelvo asiduamente a sitios donde creo que me tratan bien y donde obtengo una buena rcp. Es obvio que, además, todos tratamos de cerrar filas en torno a nuestros restaurantes favoritos porque son amigos o porque queremos que salgan adelante. Pero esta crisis tampoco me ha quitado las ganas de probar sitios nuevos. Más bien todo lo contrario. Únicamente me lo puedo permitir menos a menudo.

  25. Ainur, Jesús, cómo me conocéis, me dais miedo 😉

  26. No creo que haya blancos ni negros. Sólo que a los factores habituales en la toma de decisión sobre ir o no a un sitio, se añade el emocional, la relación personal y la apuesta.

    Evidentemente queda espacio para probar, Malinche lo decía el otro día en twitter, es necesario. Sólo que le dedico menos recursos.

    Yo creo que algo así como lo que pasa con el I+D de las empresas en tiempos de crisis. Queda afectado

  27. Sandra

    Carlos,quiza en Madrid encontreis de todo;pero en otros sitios donde encontrar carne de vaca por ejemplo es imposible,que te traigan carne de Luismi a casa a un precio razonable esta bastante bien.He visto otros productores con los que trata como Porto Muiños,La Catedral de Navarra,Joselito,algunas queserias artesanas,Delicass….
    En que sentido dices que no lo ves interesante?mas que nada por si conoces alguna otra web mejor para comprar de todo un poco me interesa bastante..

  28. Sandra

    Carlos,imagino que en Madrid encontrareis de todo,pero hay poblaciones donde encontrar,por ejemplo,carne de vaca es imposible.Ademas los productores que he visto tienen buena pinta,Luismi,Porto Muiños,Catedral de Navarra,Joselito,Delicass…etc.Ademas los gastos de envio estan genial.
    Conoces alguna web donde puedas comprar un poco de todo?pq te parece poco interesante?Gracias!!

  29. Sandra

    Por cierto,el “fua”;de Lidl esta rico y es barato.88% de higado de pato.
    Low cost gastronomico.

  30. Sandra, con ese punto de vista seguro que es un buen sitio. Para la gente de Madrid no sé si merece la pena. Excepto porque uno quiera comprar carna seleccionada por Luismi, el resto es relativamente fácil encontrarlo.

  31. Sandra

    Mirad esto recogido de la web de un restaurante de Palma;no se si conocera Espeto al cocinero:Richard Nussel.
    “Precios para preparación y servicio

    Preparación por el chef: 40,- € / hora

    Servicio de camarero: 15,- € / horas

    Servicio de limpieza: segun esfuerzo ”
    Jajaja!!Nos estamos volviendo locos!!o mas bien se estan volviendo locos!!
    Creo que es para un menu especial para dos,pero me da igual que me da lo mismo.

  32. Sandra

    Por cierto los menus;uno de 95e/pax y el otro 65e/pax.

  33. Juanjo

    Karacho, llama y pregunta por Diego. Sé que lo hacen pero no sé si hay n mínimo de personas.

  34. Karacho

    Jesús, Juanjo, gracias.

    Espeto , un lujazo los post publicados en 2010 en el blog de Weirdo sobre lugares para desayunar y restaurantes en Londres. Acabo de leerlos.

    Proximamente tendré que pasar unos días en “London City”… ¿Serías tan amable de recomendarme (y todo aquel que quiera contestar, también claro) si hay algo nuevo que valga mucho la pena? Principalmente en el apartado de “desayunos, copas y tiendas” y en el de “cocinas étnicas”😉 Gracias!

  35. aloque

    karacho,de cocinas etnicas a los ya conocidos y geniales YAUATCHA,CHUTNEY MARY,BUSABA,ZUMA yo añadiria uno muy curioso y donde la comida esta muy rica CHURCHILL ARMS,es un pub ingles en el que te introduces hasta el fondo y aparece un restaurante thai de horario ininterrumpido y donde comer con una pinta sale por 10 pounds.Ademas esta en Kensington.

  36. Licenciado Vladimiro

    Cena ayer en SUCULENT, una novedad en Barcelona que está pegando fuerte. Es un sitio informal en la Rambla del Raval, zona que en contra de lo que pudiese pensarse, no está tan mal. Cenamos en la terraza en medio de la rambla, sorprendentemente agradable. Aforo lleno.

    De aperitivos, una brandada de bacalao con olivada (intrascendente) y unos calamarcitos a la plancha con alioli de hierbas. Fantástico producto, pero ración muy escasa. Fue en los principales donde el sitio me sedujo. En primer lugar, unas albóndigas con sepia, fondo de carne y crema de patata. Suculentas! No sé si esta es la cocina pobre de la españa rescatada, pero darme dos tazas. Intensidad, sabrosura pero sin saturar, textura perfecta de la sepia. Comería este plato a diario. Mi novia pidió la raya a la mantequilla negra: perfecta de sabor y punto, y se sirve con una patata chafada cítrica muy adictiva. Me reconcilió con la raya, que no es mi pescado favorito. Ambos principales me parecieron sobresalientes, de 10.

    Bajón con la media tabla de quesos, vulgar y estomagantes, con tres quesos catalanes demasiado toscos y parecidos entre sí. Una pena, porque nos saturó cuando todavía llevábamos buen saque. A cambio, la tarta de queso brie es para robar la receta de lo buena que está.

    La carta de vinos sorprende. Primero, por lo bien hecha que está y la información que contiene (variedad, alcohol, suelo). Segundo, por lo ambicioso y caro de muchos vinos (tarifados con bastante dureza, especialmente por copas). Realmente no parece la carta de un sitio informal de terraceo en el Raval. Mucho Terroir al Limit, champagne, Fincas Dofí, Equipo Navazos etc. Como estaba agotado el Ferrer Bobet, bebimos una botella de Colet Navazos.

    Cuenta final: con dos entrantes, dos principales, media ración de quesos, un postre, una copa de Maestro Sierra, dos de Casa del Inca y la citada botella de Colet Navazos, 87€. De los que el 50% ìmputable al vino.

    Un sitio muy recomendable, de comida tradicional pero hecha con tino y refrescada. Algunas cosas estaban mejor que otras, pero había platos magníficos. Los precios de la comida son ajustadísimos, pero parece que compensan con la bebida.

  37. Licenciado Vladimiro

    “DaDme dos tazas”, perdón

  38. Carlos

    Pues yo esta mañana he madrugado para volver al mercado de Chamartín, después de una buena temporada sin pasar.

    Desangelado, poca gente. Ya no es atribuíble al verano. En fin, hoy venden unos cogotes de bonito sensacionales en E. Prieto. Mañana haré un buen marmitako. En Cesáreo he comprado un cuarto delantero de lechal. Lo traen de Roa, mismo proveedor que El Nazareno. Espero que salga mejor que el que comí allí el año pasado.

    Un chorizo “segoviano” a la olla, ensalada de cebolla dulce de Fuencampo con tomate de secano y un borgoña sencillo, fresco y rico.

  39. Licenciado Vladimiro

    Qué asco me dan esos chorizos segovianos de olla…mi abuela que es segoviana los preparaba. Son un trauma de la infancia.

    Yo voy a asar un pollo de corral gigantesco y me lo comeré con un tinto del Languedoc.

  40. Carlos

    Pues mira que son difíciles de encontrar en Madrid, Licenciado. Chorizo asturiano, el que sea, pero un buen segoviano bien picado y sin exceso de grasa es imposible.

  41. Fartón

    El viernes estuvimos en Lakasa. Poco que decir de un restaurante del que ya lo hemos dicho todo. Los mejillones, setas con yema, pizza de caza, raya en salsa verde… Se come y bebe tan bien, y se está tan a gusto, que se ha convertido en un fijo. Y la rcp es imbatible. El único que no estuvo a la altura fui yo mismo, que arrastro un resfriado que me impidió disfrutar al 100%. Ergo… habrá que ir de nuevo.

  42. Sandra, no tengo el gusto de conocer a Richard Nussel pero, visto los precios que maneja, mañana mismo le llamo para pedirle trabajo. Supongo que tendrá un mercado de cliente extranjero, de yates y esas cosas. Si no, no me lo explico.

    Karacho, muy amable. Obviamente en Londres habrán surgido decenas de restaurantes interesantes desde que se escribió ese texto, hace casi dos años. Pero creo que las referencias siguen siendo más o menos válidas sobre todo en cocinas étnicas. Así que se me ocurran y que no estuviesen incluidos:
    Étnicos: Chaopraya Eat Thai y The Heron (thai), Ishbilia (libanés), Kikuoni (Japo), Rasoi (indio).
    Desayunos: Villandry, Baker & Spice, Maison Berthaux, Tom’s Kitchen, The Wapping Project, The Modern Pantry, Campania y CUT.
    Copas: ECC (Experimental Cocktail Club), LAB, Milk & Honey, Bob Bob Ricard, Quo Vadis y Callooh Callay.
    Alta cocina: Pasado el efecto Blumenthal ahora lo que rompe es Dabbous y, en menor medidad, Pizarro (un español de tapas),. Lo siguiente será el nuevo Brunello de Moreno Cedroni. En plan clásico, The Ledbury.
    Maercados: Al maravilloso Borough los londinenses lo han condenado por turístico. Ahora lo suyo es ir al viejo de Spitalfields o a Maltby Street.

    En fin, lógicamente hay mucho más, pero para que puedas ampliar un poco el repertorio.

  43. sSandra, no tengo el gusto de conocer a Richard Nussel pero, visto los precios que maneja, mañana mismo le llamo para pedirle trabajo. Supongo que tendrá un mercado de cliente extranjero, de yates y esas cosas. Si no, no me lo explico.

    Karacho, muy amable. Obviamente en Londres habrán surgido decenas de restaurantes interesantes desde que se escribió ese texto, hace casi dos años. Pero creo que las referencias siguen siendo más o menos válidas sobre todo en cocinas étnicas. Así que se me ocurran y que no estuviesen incluidos:
    Étnicos: Chaopraya Eat Thai y The Heron (thai), Ishbilia (libanés), Kikuoni (Japo), Rasoi (indio).
    Desayunos: Villandry, Baker & Spice, Maison Berthaux, Tom’s Kitchen, The Wapping Project, The Modern Pantry, Campania y CUT.
    Copas: ECC (Experimental Cocktail Club), LAB, Milk & Honey, Bob Bob Ricard, Quo Vadis y Callooh Callay.
    Alta cocina: Pasado el efecto Blumenthal ahora lo que rompe es Dabbous y, en menor medidad, Pizarro (un español de tapas),. Lo siguiente será el nuevo Brunello de Moreno Cedroni. En plan clásico, The Ledbury.
    Maercados: Al maravilloso Borough los londinenses lo han condenado por turístico. Ahora lo suyo es ir al viejo de Spitalfields o a Maltby Street.

    En fin, lógicamente hay mucho más, pero para que puedas ampliar un poco el repertorio.

  44. Ainur, Jesús, descarté El Bohío porque estuve hace relativamente poco y tengo previsto ir en octubre. DiverXo también por razones obvias, además de que estuve en julio y quiero volver en oct-nov. Descarté Piñera, a la expectativa de qué pasa con los cambios. Y Lakasa porque creo que voy demasiado😉
    Finalmente opté por conocer la “Revolución verde” de Rodrigo de la Calle, el finde invitaba a darse un paseo por Aranjuez y tenía curiosidad por conocer la cocina de Rodrigo. Tengo que decir que me gustó mucho, disfruté con su atrevida apuesta, creo que la gente que tiene una idea y la lleva a cabo merece mi respeto y mi atención. Hacer una apuesta tan radical, en Aranjuez y tal y como está el percal, me parece de chapeau.
    La experiencia en general me encantó, Rodrigo y su hermana te hacen sentir que estás en casa de unos amigos y me lo pasé muy bien con su menú verde. Creo que volveré en cada estación y si estuviera en Madrid, iría más a menudo.

  45. Me alegro que disfrutaras, Carlos. Es uno de mis sitios pendientes; he estado 4 o 5 veces en la parte de arriba, el “gastrobar”, y nunca abajo.
    Ayer, por fin, conseguí hacer mi primer pan con masa madre realmente bueno. Hice una madre 100% con harina integral de centeno que presentaba mucha actividad, creo que ahí radicó el éxito. No en el tipo de harina, que creo que algo influye, sino en que la pillé en su punto más álgido de efervescencia.
    Las proporciones fueron:
    – 200 gr. de masa madre.
    – 400 gr. de harina de trigo panadera del Amasadero.
    – 100 gr. de harina integral de centeno.
    – 325 gr. de agua.
    – 12 gr. de sal.
    Mezclar todo bien y dejar reposar entre 30 minutos y una hora. A partir de ahí, empleo la técnica de Lepard de amasados cortos y reposos, de tal forma que amaso 10-15 segundos (sobre una superficie aceitada) y dejo reposar 15-30 minutos. Normalmente con repetir el proceso 4 veces es suficiente. Tras ésto, se hacen unos pliegues en la masa y se deja fermentar hasta que casi dobla su volumen (con este calor, en 2 horas y media estaba lista) en un bol bien aceitado y tapado. Formamos la hogaza y metemos en un banetton bien enharinado o en un bol con un trapo de lino igualmente espolvoreado de abundante harina. Tapo con una bolsa de plástico y a la nevera hasta el día siguiente. En este caso han sido 14 horas de fermentación. Al día siguiente, sacamos de la nevera y dejamos una hora a temperatura ambiente mientras se va calentando el horno a tope, lo máximo que de. Volcamos el pan en una bandeja con un papel de horno y realizamos unos cortes en la superficie para que no se rompa durante la cocción. El horneado consiste en 10-12 minutos a tope, espolvoreando cada dos minutos con un pulverizador de agua para que se forme bien la corteza, otros 15 minutos a 230ºC y el resto hasta 50 minutos (o hasta que esté bien dorada) a 210ºC. Pasado este tiempo, comprobar que la base del pan está bien dorada y, en caso contrario, dar la vuelta y terminar de cocinar hasta que dore (unos 5 minutos más). Sacamos, dejamos enfriar sobre una rejilla y a darle candela. Cojonudo.

  46. Yerga

    En verdad os digo que no hay cosa mas fácil en el mundo que localizar la churrería de La Guapa, no entiendo como puede haber gente en este mundo tan falta de sentido de la orientación.
    Y también os digo que visitar Cadiz de la mano de Emiliano es descubrir Cadiz, por mucho que uno lo hubiese visitado con anterioridad

  47. Y es que solo a Espeto se le ocurre dudar de la palabra de Emiliano.

  48. Por cierto, cuando empezaba este blog os hablaba de mis experimentos del Tebeo con harinas y esas cosas. Nunca conseguí dar ese gran paso para mí, y pequeño para la humanidad, del que hablaba Ligasalsas en alguna ocasión, allí donde dices: “hostias, después de tanto esfuerzo mi pan está mejor que en el ACME Bakery de San Francisco”. A estas alturas, y tropecientos libros después, me da una flojera del copón volver a intentarlo, al menos en esta vida.

  49. Y por último, no sé si alguna vez os he dicho que en Sacha se come de la hostia absoluta, QTC 4,9999999. La culpa del 0,000001 que falta para la perfección se debe a la parte líquida.

    Mañana espero tener tiempo para dar las notas del verano.

  50. Vaya panda de pelotas que son estos dos. A estos del norte les das cualquier cosita frita y les cuentas un rollo gaditano y se flipan. No sabe nada el Emiliano ese.

    A mí lo del pan me sale bien pero me falta la textura que busco. Volveré a probar.

  51. donbibendum

    Pues ya puede estar bueno ese pan. Me da pereza hasta calcular las horas dedicadas a tan ardua empresa. Como encima te salga mal, para pegarse un tiro.

  52. Bibendum, está cojonudo. Y sí, a veces no sale como esperas y te aparece un ladrillo que no hay Dios que lo coma. Pero es como todo, seguro que has pagado más de 100 euros por un cubierto en algún sitio y ha resultado un desastre… Al final el placer que da el éxito es superior a todos esos sinsabores…

  53. Yo de los pocos panes que he hecho hasta ahora puedo decir que incluso sin saber mucho es fácil que salgan razonablemente bien, quizás no mejor que aquella panadería de San Francisco, pero sin duda mejor que el de casi todas las de mi barrio, lo que ya de por sí es justificación suficiente.

  54. Enrique, dime cinco panes en Madrid mejores que el que haces en casa. Y no porque seas ningún crack (que sí), sino porque usas unas harinas decentes, llevas a cabo una fermentación controlada y poco más.
    Es tan tan tan fácil…

  55. Jesús, pintaza tu pan (por la foto del twitter). ¿La harina de fuera, de qué tipo es? En vez de mirar la base y demás artes adivinatorias, puedes probar a meterle la sonda térmica y sacarlo cuando llegue a 95ºC (u otra temperatura que te convenza)

  56. La harina de trigo que uso es del Amasadero Panadera (tiene un W en torno a 200). La de fuera es harina de trigo normal y corriente de la que uso para que no se pegue al fermentar🙂
    Lo tuyo con las sondas me empieza a mosquear…

  57. Enrique la harina de fuera es de trigo normal y corriente, la que uso para que no se pegue la masa en la fermentación…
    Y lo tuyo con las sondas me empieza a preocupar…😉

  58. Yerga

    Hay gente que solo sabe comer una tapa de ajo en el barrio alto de Sanlucar,¡falta de estilo oiga!

  59. Jesús, nunca superé la gastroscopia…

  60. Carlos Jimeno, Rodrigo de la Calle es otra asignatura pendiente, he oído hablar muy bien de cuando preparaba arroces, que no se si seguirá haciendo. Por ser la propuesta arriesgada me da un poco de pereza el riesgo. Leyéndote me lo apunto en “pendientes”, además se dónde encontrarte si la apuesta sale mal.
    Y hacer un pan de fácil, nada. Yo he hecho unos cuantos, y aunque cada vez aprendo más de los errores, es relativamente fácil cometer alguno y que el pan no fermente bien y quede un ladrillo, rico, pero ladrillo. Como dice El Pollito, las veces que sale bien, compensa porque es un pan bastante decente.

  61. Atrio.
    Fin de semana en Cáceres, de fiesta ya que íbamos a Atrio. El casco histórico de la ciudad, muy bonito y ultra-conservado, piedra y edificios públicos por doquier. Agradable para pasear y relajarse de Madrid.
    El hotel, obra de los arquitectos Emilio Tuñón Álvarez y Luis Moreno Mansilla (DEP), muy bonito y elegante. Me gusto especialmente la fachada, moldeada cerrando huecos como si fuera una escultura; y los patios interiores, los juegos de luces y sombras y los detalles. Gran edificio.
    Una vez en el hotel, todo es servicio, buen gusto, tranquilidad y lujo. A los 10 minutos de estar en la terraza de nuestra habitación ya estábamos en paz con el mundo. En la cubierta tiene una agradable terraza con solárium y dos albercas.
    Cenamos (menú degustación 119€+IVA):
    – Tapas: milhojas de boquerón y vinagreta de avellana / capuchino de foie, hongos y crujiente de maíz.
    – Gamba marinada, ensalada de brotes y crema agria con caviar.
    – Loncheja de ibérico con calamar y curry.
    – Cigala, careta de ibérico y jugoso cremoso.
    – Rodaballo semiseco y meloso de nuez y coliflor.
    – Pluma, melocotones salteados y puré de berros.
    – Binomio de Torta del Casar en contraste con membrillo y aceite especiado.
    – Tocinillo con helado de yogurt y tierra de cacao.
    – La falsa picota del jerte y su hueso que se come.
    En general todos los platos muy bien y 2 sobresalientes: el ibérico con calamar y curry y la pluma.
    Para beber una copa de André Clouet y un Puligny-Montrachet 2004 de Domaine Leflaive (90€ + IVA), vino bastante curioso, con mucha fuerza y que acompaño bastante bien al menú.
    La carta de vinos y la bodega – visita imprescindible por el espacio y para ver las verticales de grandes productores – son inabarcables; gracias a la ayuda de Fernando Angulo íbamos con un listado de referencias para comentarlas con el sumiller y elegir alguna, aunque al final cambiamos añada por disponibilidad.
    A la mañana siguiente, desayuno en la habitación (30€ + IVA / pax) con zumos, bollería, panes, mermeladas, mantequillas, migas con huevo, chapata de jamón, frutas con yogur, natillas con butterscotch y café. El mejor desayuno que recuerdo en un hotel.
    Sensación final: merece la pena por el conjunto hotel-restaurante, por el edificio, por la atención de Jose, Toño y el resto del equipo. Como restaurante, muy bueno pero no extraordinario, y caro. Quizás un 8,5/10 para mí.

  62. Ainur, Rodrigo sigue preparando arroces (cojonudos, por cierto) en la planta de arriba del restaurante, el gastrobar.
    Y a mí me ha salido ladrillos nivel que parecía que se había sentado Falete encima!!! Digo que hacer un pan casero bueno es relativamente fácil. Y no hablo sólo de panes con masa madre. Con prefermentos de levadura de panadero es mucho más fácil.

  63. Juanjo

    Buena crónica Ainur.
    Conste que me encanta y cuando he ido he disfrutado, pero creo que a ese menú o bien le falta algún plato o le sobran unos euros.
    En cualquier caso un sitio a visitar para los gastropirados.

  64. Lagerun

    A juzgar por lo que cuenta Roberto, Atrio debe ser un sitio muy agradable para pasar el fin de semana.

    Aunque sospecho que hay vida más allá.

  65. Luis Martí

    Ainur, por 30 machacantes más IVA ya puede ser el mejor desayuno del mundo. Ni en el Ritz de Paris. Y la cena otra brutalidad de precio. Atrio está bien pero a siglos luz de cualquier dos estrellas español tipo Berasategui o El Celler

  66. donbibendum

    El pasado lunes tuve la oportunidad de disfrutar de una soberbia comida en NIKKEI 225, de la mano del gran Luis Arévalo, a quién debemos incluir, sin ninguna duda, entre la élite de los mejores cocineros que ofician en España.

    Puede resultar complicado comparar a cocineros que se dedican a practicar una cocina “occidental”, con aquellos que se mueven en el terreno de lo “oriental”, con recetarios, técnicas y productos tan distintos. Pero cuando la cocina de alguno de ellos, como es el caso de la de Luis, trasciende de conceptos tan simplistas, las comparaciones se presentan por sí mismas.
    Desde que Luis trabaja por su cuenta en el local de Fernando el Santo, ha ido creciendo en su trabajo como es él: con discreción, sencillez y calma, mucha calma. Casi sin darnos cuenta, su oferta se ha ido transformado poco a poco hasta el momento presente, con una colección de platos que poco tiene que ver con la de los primeros tiempos de NIKKEI, aunque un tipo inteligente como él sabe mantener en la carta muchos de los ya convertidos en clásicos. Ya anticipaba en su día Maese Espeto que el día en que Luis se liberara de sus lazos con el pasado (KABUKI, SSBB), íbamos a descubrir a un enorme cocinero. Aquí lo tenemos.
    Su cocina encierra una profunda reflexión, rescatando para su recetario ingredientes, platos y costumbres populares peruanas (de la costa, de la sierra, de la selva) para concentrarlos en un simple bocado; y una enorme sensibilidad, para reunirlos en creaciones contenidas y delicadas.
    Pero además, en los últimos meses ha dado un paso más allá, asumiendo unos riesgos que sólo alguien muy seguro de sí mismo y con una gran confianza en su trabajo es capaz de hacer, apoyado, por supuesto, en una mano y una capacidad que sólo los mejores poseen.
    En mi última comida me enfrenté a una serie de propuestas arriesgadísimas, de todas las cuales Luis salió triunfador absoluto. Sus platos encierran una enorme complejidad, en la que el equilibrio entre sus ingredientes pende de un hilo (el de su sensibilidad), y en ellos nada sobra o se echa en falta, muy en la línea de la cocina de Berasategui, buscando la esencia del sabor.
    Su grandeza estriba en presentarlos como si fueran platos muy simples, sin aspavientos ni efectismos innecesarios, algo que recuerda a la propuesta de Joan Roca, por ejemplo, jugando con el cliente y siendo capaz, a estas alturas, de sorprenderle y divertirle.
    Las presentaciones han alcanzado el nivel de los grandes, jugando con un cromatismo y unos detalles que antes no se apreciaban.
    Dejando de lado unos renovados aperitivos y piezas de sushi ya clásicas, no dejen ustedes de probar el carpaccio de gamba roja con guindilla y aceite de Carabaña, el insuperable ravioli de chupe de camarón, serio candidato a plato del Siglo, o el increíble plato de mejillones con cítricos (naranja, lima, pomelo), cebolla roja y pimienta rosa, máximo exponente de ese equilibrio imposible del que les hablaba.
    Y como fin de fiesta, un postre de inspiración familiar a base de higos, manzana y comino, en el que este último elemente, insólito en un postre, funciona a la perfección en forma de helado, en un conjunto cuya presentación podría firmar el mismísimo Dacosta.
    En resumen, una cocina que se disfruta en la boca, alejada de conceptos e intelectualidad.
    Pero lo mejor de todo es que no se vislumbran límites en la progresión de un cocinero todavía tan joven. E igual que cuando veíamos ganar Tours a Induraín con la sensación de que se estaba reservando para el del año siguiente, cuando Luis te da de comer, tienes la sensación de que se está guardando ases en la manga y que lo mejor está aún por llegar. Larga vida a Luis (y a nosotros, para poder disfrutarlo)

  67. aloque

    Esos tienen tres estrellas,no?

  68. Luis Martí

    Sí, Aloque. Tienes razón. Soy un ladrón de estrellas. Sorry.

  69. Luis Martí, en el Ritz de París no sé. Pero en unos cuantos cinco estrellas de Madrid, sí. Intercontinental, Meliá Fénix y Palace que yo recuerde En cualquiera de ellos recuerdo haberlos visto en, o por encima de, 30 euros. Y una buena parte del resto entre 25 y 30, al menos, en Hesperia y Wellington. Y te aseguro que, en general, no valían nada. Por no hablar del cachondeíto de los brunch. En París o Londres, más todavía. Ello no quiere decir que me parezca estupendo pagarlo ni que suela hacerlo. Pero esos son los precios de los hoteles de lujo.

    Y mi opinión en torno a Atrio. Obviamente cada uno tenemos nuestra experiencia personal y única en cada restaurante y buscamos cosas diferentes a la hora de enfrentarnos a una mesa. Dicho lo cual a mí Atrio – en España – me parece un número uno en su estilo. Atrio es cocina clásica y “restaurante total” (bodega+servicio+ambiente). Y en esa liga en la que juegan pocos, donde puedan andar Can Fabes, Zuberoa, Zalacaín, Arzak a días, el difunto Drolma o Vía Véneto, a mí me parece el más completo. En Atrio nunca vamos a encontrar riesgo. Su modelo es francés, es el de R&C, es el de la excelencia sin hacer ruido. Allí se va a comer una perdiz al modo de Alcántara como hace veinte años. Es más, en la crónica de Ainur (por quien siento un profundo respeto), veo platos que he comido cinco o seis veces a lo largo de estos años. Es caro, no, carísimo. Pero vuelvan a repasar la lista de esos cinco o seis sitios y se encontrarán con precios muy parecidos salvo, quizás, en el caso de Zuberoa. Paguen ustedes esa botella de Leflaive en Vía Véneto . Y difícilmente encontrarán esa sala y esa bodega en ellos. Y difícilmente platos tan bien trabajados y rematados.

    Hablamos en este post de elegir y renunciar. Yo cambio tres menús desgustación de 45 de los que pueblan ahora los restaurantes por una cena a la carta en Atrio. En fin, lógicamente tengo debilidad por ellos, me coloco un cartel de amiguete de esos de Holden y admito todo tipo de opiniones en contra, pero así es como yo los veo.

    Bibendum, chapeau.

  70. Carlos

    Bibendum, es el restaurante de Madrid que más me apetece visitar ahora mismo. En cuanto acabe un mesecito chungo que tengo por delante, me voy a quitarme el antojo.

  71. Carlos

    Y respecto a Atrio, sólo un apunte: cuando voy a comer por ese precio, quiero excelencia. Y en Atrio la venden. Los platos están acabados, no hay fallo alguno. Platos redondos, que titulé hace mucho tiempo. De eso, nos queda mucho por aprender.

  72. Seguimos con Atrio.
    En mi comentario no he dicho ni he querido decir nada de las relaciones cantidades, calidades y precio.
    Atrio es caro, que al final la cena sean 450€ es mucho dinero, al menos para mi. No he dicho que no lo valga. La cantidad es justa, ni me sobro ni eche en falta mas platos.
    El desayuno, mucho mejor que en otros sitios mas caros, completo, variado, rico, con servicio de plata y porcelana de calidad. Eso tiene un precio, totalmente justificado, y me ahorre la comida del mediodia.

    En cuanto al restaurante, a mi me gusto mucho, comi muy bien y es, como dijo Espeto en twitter, uno de los mejores restaurantes (al menos de los que yo conozco) de cocina clasica de España. Servicio, atención, cocina con puntos y platos redondos, una cocina clasica muy bien pulida y ejecutada.

    Que no me pareciera extraordinario o sorprendente en la propuesta -cuestiones todas estas personales mias- no quita un apice que sea un grandisimo restaurante. Si pudiera, volveria el mes que viene a pasar otro fin de semana.

  73. DexterMorgan & OliviaDunham

    (“Reseñas Populares” jejeje)

    TREZE: “Quintana30 rules”

    Fecha visita: 15Sep2012 (2pers)

    Ya nos avisaron algunos coleguillas de 11870 pero sinceramente no nos imaginábamos que fuéramos a disfrutar tanto!🙂

    Yo en cuanto nos sentamos y vimos la carta le dije a Olivia “Quintana30 rules!” sobre que estaba viendo en Treze detalles que ya nos enamoraron en Quitana30 y que lo convirtieron en nuestro restaurante de cabecera en Madrid durante un tiempo:

    Poder pedir medias raciones en todo, muy buenos precios apriori, trato amable, con la distancia justa, y con un local muy bien montado, sin ‘vintage’ ni polladitas varias, con su mesa vestida y servilletas de tela, y siendo un comedor coqueto y pequeño (no más de 27 personas), con una distribución estudiada incluso para las mesas de dos comensales

    “Guay no?”, le decía a Olivia… y ella me decía “espera que comamos!” jiji, ¡siempre tan pragmática! y realmente quedaba lo mejor, ¡Saúl Sanz se lo curra!, no sólo porque sea bastante simpático y puedas hablar de gastronomía con él, tampoco porque sea él mismo el que toma nota al cliente ni porque sea también él quien recibe el feedback de dichos clientes… Nos referimos a que ha conseguido un equilibrio difícil y perseguido (pensamos) por muchos: dar una calidad media/alta tanto en producto como en preparación, a un precio muy competitivo donde los demás aspectos de la experiencia (local, servicio, espacio, detalles) rayan también a un nivel destacable, es lo de siempre: ¡¡Calidad/Precio al poder!! (Y más ahora)

    Saúl nos ha comentado que están en plena transición a la carta de otoño/invierno, en la que, sobre todo a partir de mitad de Octubre, la caza y las setas tendrán su hueco habitual

    WEB: Sencilla y manejable, con el menú y los precios, pero no están actualizados (os dejamos la carta a SEP 2012)

    Qué pedimos?

    — Aperitivo, cubierto y servicio de pan: 2,50×2
    Puede parecer caro pero a cambio te traen un 1er aperitivo de batalla: cacahuetes empanizados y aceitunas, una selección de panes junto a una degustación de aceite de oliva “El montón alto” (Arbequina), y después te llega el 2º aperitivo, en nuestro caso, gazpacho de fresa con una lonchita de albacora deliciosa para mí y una cucharadita de ensalada de pularda con manzana y apio para Olivia que ese día no le apetecía atún… El gazpacho de fresa, soberbio, aunque un poco más de frío no le hubiera venido mal; ¿Qué queréis que os diga? Para nosotros es barato!

    — Croquetas de bacalao ajoarriero: 9,50
    Podrían ser perfectamente las mejores que nos hemos comido en todo Madrid, ¡estaban de llorar! Podríamos habernos comido un camión!, extremadamente crujientes por fuera, con un pan rallado presente y a la vez sutil y una cremosidad y finura interior increíble! De lo mejor de toda la comida

    — Tortillitas de camarones: 9,50
    Muy ricas, tostadas como debe ser, pero no completamente secas, con un poquito más de aceite que las de José Calleja que para nosotros siguen siendo las mejores de Madrid, muy destacable el uso intensivo del camarón que actualmente no es un ingrediente barato en absoluto

    — Arroz meloso con carabinero: 19
    Ración repartida desde cocina para dos con un Carabineros para cada uno de calibre considerable, el punto del arroz perfecto, sabor muy intenso a marisco, en definitiva, ideal para nosotros, que nos encanta el arroz… y nos encantan los carabineros… y ya mezclados ni te cuento! jiji

    — Lomo de Buey, terrina de patas y piquillo: 17,50
    Ración repartida desde cocina para dos (un poco más para mi); nos sorprendió mucho la carne, Saúl nos comentó que era producto nacional, hemos comido mucha carne y muchos lomos pero este tenía una infiltración de grasa fuera de lo normal, estaba como a la parrilla y la grasilla junto a la carne conjugaba de forma brutal dejándote en el paladar el regusto de la mezcla, por otro lado la carne estaba muy tierna para lo que habitualmente es el lomo, creo que tuvimos suerte porque estos temas suelen ser variables pero fue de lo más destacable de la comida

    — Postre: Postre de chocolate y menta 5,95
    El pastel de menta era muy suave pero no nos entusiasmó en exceso, el conjunto estaba rico sobre todo por el helado de chocolate que adjuntan
    Cafés descafeinados de máquina, con trufa y cookie de vainilla 2,50×2

    — Bebidas: Tercio Estrella Galicia 2,80×2; Copa vino tinto ‘Pittacum’ (Bierzo) 3; Botella de agua 2,50×2; CocaK 2,75

    Precio Total: 87,80

    Conclusión: ¡44€ barba!, nos parece un precio insuperable para lo que nos hemos llevado en el cuerpo!!, y lo mejor es que TODO está riquísimo, con una cocina profesional y honesta, abriendo los sábados a mediodía, con detalles de mantelerías y copas ‘de lustre’, donde el jefe/cocinero te toma nota y puedes hablar con él, y donde incluso las mesas de dos comensales tienen su propia atmósfera (el menos en nuestra experiencia), en definitiva, intentar satisfacer al cliente con la calidad/precio como bandera!

  74. DexterMorgan & OliviaDunham

    Por cierto, excelente post (como siempre por otra parte!), el párrafo final de aplaudir

    Y al hilo, en nuestro caso (habiendo visitado prácticamente todos):

    Taberna Laredo en vez de La Tasquita
    MiyamaCastellana en vez de Kabuki
    Sudestada en vez de Nikkei225
    NYBurguer en vez de Alfredos
    Sacha en vez de Zalacain
    Viavelez en vez de TenconTen
    Treze en vez de Arce
    PuntoMx en vez de La Taqueria
    Quintana30 en vez de Dantxari
    Lua en vez de cualquier estrellado de Madrid
    …….. y así hasta el infinito y mas allá

    En fin, subjetividades varias (cada una de ellas apoyadas por objetividades como puños!)
    🙂

  75. juanjo

    Como dice Ainur, si puediera iría la próxima semana.

    he estado tres veces y las tres han sido experiencias redondas. Hemos salido muy contentos, si no, no habríamos vuelto. El sitio, el servicio, la bodega y la cocina están a gran altura.

    Y como bien me decía Espeto en twitter, no todo es la cantidad de comida pero yo personalmente echo en falta algún entrante más por ese precio. Y también es cierto que casi he probado el mismo menú y estuve el año pasado, pero para que cambiar si son platos que funcionan y están de pm. Son clásicos.

  76. Con Óscar y Carlos en la sala, seguramente Lúa dé el salto definitivo para ser uno de los mejores restaurantes de Madrid.

  77. Hoy he pasado por el Huarique, sótano que Astrid&Gaston ha montado como gastrobar. Ofrecen un menú a 18 euros, primero, segundo y postre con bebida. Flojita la causa con pulpo, pastoso -recalentado- el ají de pollo, y rico, para los fans del dulce, el suspiro de limeña.

    En realidad he pagado 24, porque me han cobrado una copa de verdejito a 6 euros. Me pregunto qué irían a cobrarme por el arroz que ofrecen con el ají -aparte, claro-. Casi prefiero no saberlo.

    En el capítulo de espantos.

  78. Sandra

    Hola!Algun sitio BBB en Ibiza?
    Me vale cualquier sitio de la isla.
    Gracias!

  79. Karacho

    Aloque, Espeto, muchas gracias por vuestras sugerencias! Entre los mencionados, ¿destacaríais alguno en estos momentos por encima de otros?

  80. DexterMorgan & OliviaDunham

    Karacho aparte de los Tops recomendados por Espeto y Aloque te dejamos otras opciones algo más modestas que podrían dar buen resultado:

    20 libras barba ->
    http://11870.com/pro/plum-valley (chino)
    http://11870.com/pro/restaurante-pierino (Italiano)
    http://11870.com/pro/pho-londres (vietnamita)
    http://11870.com/pro/zucca-londres (Italiano bib gourmand)

    25 barba ->
    http://11870.com/pro/chettinad-restaurant (indio)
    http://11870.com/pro/cote-londres (francés)
    http://www.bodeansbbq.com/ (Americano, tipo fridays y foster, pa un apaño)

    30 barba ->
    http://11870.com/pro/goodman-londres (inglés) (fue uno de los que más nos gustó por su calidad/precio podríais salir a 20 barba con los set menus)

    Bye!

  81. aloque

    Sandra,Ibiza tiene una gran oferta y destaco sobre todo las ganas que tienen de hacerlo bien.Ningun sitio es excelente pero guardan un nivel medio mas que aceptable.Para desayunar es ideal LA PALOMA o CROISANT SHOW.Para comer uffff,muchos,EL CHIRINGUITO,CAN CAUS,CAN ALFREDO,LA ESCOLLERA…..Para cenar unos bocatas en CAN COSTA,justo enfrente cruzando el parque(Santa Gertrudis) hay un bar que responde a lo de bbb, por cierto tambien genial para desayunar ya te dire el nombre,CASA THAI en San Antonio,AMA LUR.Sigo investigando y te cuento,que en 15 dias tambien voy a visitar la isla.

  82. Anónimo

    Parece ser que Gastón Acurio ha abierto una cevichería en Barcelona. Vistos los comentarios, paso de acercarme.

    Este fin de semana me acercaré al nuevo wine-bar de la Fábrica Moritz a ver qué tal.

  83. Pedro

    ¿Sabeis si en Madrid se pueden encontrar los vinos de Daniel Bouland (Morgon) y si tiene distribuidor en España?.
    Gracias

  84. Juraría que los tienen en La Tintoreria, Pedro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s