StreetXO

La novena planta del centro comercial del Corte Inglés en la Plaza de Callao parece, a primera vista, una naturaleza muerta de delicias. Vinos, quesos, latas y panes impecablemente ordenados, en mostradores donde predomina el negro por aquello de la elegancia, pues un producto gourmet ha de ser, además de caro, elegante.

Contrasta este ambiente de museo con la barra roja que marca la frontera de StreetXO. Como si le hubieran quitado las paredes a la cocina del DiverXO del 2007, seis tipos se mueven alrededor de una fragua de Vulcano donde las ollas vomitan vapor y el aceite crepita. Rafa Ferreyra, que ha formado parte del equipo de David durante años, ejerce de capitán y anfitrión y se mueve de manera hiperactiva saludando, ofreciéndote una cerveza y comentándote la jugada; poniendo orden en el caos. Papel de cocina, despensas a la vista, alas de pollo marinándose sobre la mesa y poco espacio libre: la cocina de un restaurante convertida en un bar, o al revés, que tanto da.

Iba con expectativas y se cumplieron. Porque en cada uno de los platos hay un poco de barrio madrileño –que es como decir que algo de mí mismo- y un poco de Asia, o al menos de sabores que no conozco y que parecen complementarse con los que forman parte de mi vida como si hubieran nacido para ello. Recetas como cúpulas, con vectores de sabor que empujan en una decena de direcciones para, sorprendentemente, lograr un resultado equilibrado. Casi me pareció oír una máquina tragaperras cuando me comía el dim sum de gambas al vapor con pollo al ajillo, en el que los chiles escabechados se saltaban las paredes de los garitos de Tetuán. O en el de cocido, con un fondo delicioso, una pepitoria que el tamarindo perfila con nitidez. O en el chilli crab que a uno le recordaría a la receta clásica de cangrejos de ríos, si no fuera por el chipotle, la reducción de palo cortado, o el lapsang souchong.

No encuentro mejor ejemplo de lo que me pareció la cocina de StreetXO que el plato de espeto de alitas de pollo marinadas en salsa hoisin: cocidas durante unas horas a baja temperatura en una roner, se deshuesan, se ahúman en un horno de carbón y se doran ensartadas en el espeto, para finalmente caramelizar la salsa en una bocanada de fuego poderoso. Pensé cuando lo vi que el día que necesiten un martillo o un cincel para modelar un plato –¿o debería decir ración?- lo usarán sin complejos.

Como la primera vez que pisé DiverXO, en diciembre del 2007, hace un frío que pela. Y como aquel día, salgo con la sensación de que el Madrid de las mocitas y de Tony Leblanc, en el que todavía colgaba el cartel de Tío Pepe, ya no existe. Éste nuevo es fascinante.

Anuncios

61 comentarios

Archivado bajo Gastronomía

61 Respuestas a “StreetXO

  1. Abrumadora crónica, Carlos. Me ha encantado. Y StreetXO, también.
    Enhorabuena.

  2. juanjo

    Muy bueno Carlos. Resume la experiencia tal cual es. Tendrás que volver, veo que te has dejado algunos platos sin catar. Aunque si fuiste solo, no lo hiciste mal.

    Aquí tienes un voluntario para darle la vuelta a la carta. Si puede ser un lunes mejor, tal vez el crack ande por allí.

  3. Verdadero ensayo gastronómico. Felicidades

  4. Jesús, Juanjo, gracias. Comí yo solo, volveré pronto porque quiero probar el resto, me lo pasé realmente bien.

  5. Gracias Isaac. No sé si tanto como un ensayo, espero haber transmitido lo que disfruté.

  6. La crónica es insuperable, ¡enhorabuena!. Acabo de estar en StreetXO y ratifico lo comentado. Es un sitio cañero y canalla con un punto juguetón increíble. Lo que de momento parece contrastar es con el público habitual del corte inglés, y más específicamente, de cafetería. Se ven hordas de señoras pertrechadas a zamparse las tortitas con nata habituales y se encuentran con un espacio donde no hay nada de éso. Entiendo que el target de público irá cambiando, pero de momento la inercia es muy fuerte. Ha sido divertido comentar con Rafa y el resto del equipo lo que más les suelen pedir: sandwhich mixto, café, croissant, etc…

    También me confirman que estarán abiertos todos los dias desde las 10:00 de la mañana hasta las 12:00 de la noche. Una apuesta dura y a por todas.

  7. angel

    Muy bueno Carlos. Coincido en todo lo que has dicho aunque no tengo claro si no estaremos creando una expectativa demasiado alta para mucha gente. StreetXo me parece un sitio estupendo pero hay que tener claro que hablamos de seis platos (ricos, ricos) y un concepto cañero que encaja fenomenalmente con David y con su forma de entender la cocina (y que se complementa muy bien con una brigada muy profesional y muy marchosa) pero que no intenta nada más (y nada menos) que ser comida callejera ilustrada. Dicho esto, para mí va a ser un fijo cada vez que pase por el centro.

  8. Carlos

    Ángel, puede ser, pero es que a mí, los bares buenos -así, sin adjetivos espurios-, me privan. No soy objetivo.

  9. Una despedida: Matoses deja El Confidencial. Una pena, lo echaremos de menos. Esperemos que encuentre un nuevo acomodo, a ser posible con un poquito más de sensibilidad para la gastronomía.

  10. Hablando de Tetuán, visita a Naveira do Mar, que sigue llenando. Como la gamba roja, las almejas o la centolla, espléndida esta última, a excepción de los percebes -bien es cierto que nos lo avisaron-, la materia prima es notable o sobresaliente. Quizá sea el gallego de Madrid donde mejor manejan la plancha.

  11. Carlos, lo de Matoses es una putada pero es algo normal. Sólo con ver algunos comentarios a sus post era para inmolarse. Seguro que encuentra (esperemos que pronto) un lugar acorde a su talento.
    Por cierto, ayer estuvo en el Mesón de mi pueblo y aquí podéis ver el espectáculo de menú que están sirviendo por estas fechas mis compadres. Txangu, si todavía te quedan dudas, ni te lo pienses.

  12. No, si al final va a resultar que Madrid también tiene identidad. Que no se entere Lagerun.

  13. Y a los que decían que echaban de menos la cocina del primer DiverXo, aquí la tienen. Viajar en el tiempo sí es posible.

  14. Jesús Melitón

    ¡Qué jodío!

  15. Carlos

    La llama de Los Sabores luce débil, pero luce: Ruiz.

  16. buscemi

    Debo de ser el único zampabollos madrileño al que no le gusta la grouse. Me huele a pescado y me sabe muy amarga, sin faisandage.

  17. Carlos

    A mí tampoco, Buscemi. Donde esté una becada o un humilde zorzal…

  18. Carlos

    Es cachondo esto de la fusión. A veces lo damos por hecho, por cerrado. Como si estuviera escrito en un libro y sólo hubiera que leerlo.

    Pero no es así. En Nikkei 225 se está escribiendo ahora mismo la historia de la fusión japoperuana… y española. Luis está absorbiendo a toda velocidad y lo traspasa a su cocina. Hoy he disfrutado de una comida fantástica -una sobremesa que se podría describir como imperial-, llena de más cosas de las que soy capaz de aprehender, y por supuesto de explicar.

    Hace unas semanas hablaba de esos grandes restaurantes para bugueses que ya no existen, o que penas existen. Bien, Nikkei es una de esas grandes mesas, sólo que cuarenta años después.

  19. angel

    Ahora mismo Nikkei 225 es una de las mejores opciones que se pueden encontrar

  20. Licenciado Vladimiro

    GRESCA: Segunda visita a Gresca, tras sensaciones algo tibias en la primera. Esta vez he salido muy contento. Cogimos el menú a 50 euros (4 aperititivos, un primero, dos pescados, dos carnes y dos postres). Algunos de los platos ya los conocía de mi anterior visita y, en general, la carta debe llevar inmutable 5 años (ojo, no lo digo como crítica).

    Casi todo muy rico, con algunos platos memorables. Es el caso del lomo de cordero, producto excelso y perfecto de punto, servido con un muy adictivo puré de patatas a la mostaza antigua (muchos platos juegan con la acidez) y un buen jugo de carne. Muy sencillo, pero ese cordero era galáctico.

    Muy rico el pichón al jengibre, aunque repite el puré a la mostaza. Adictivo también el comté con setas: un ragout de carnagrocs con una fina lámina de queso por encima y unas gotas de jugo de care.Perfecto de sabor el bacalao al pil-pil ligero con guisantitos. Producto de nuevo con uno de los mejores lenguados que he probado, firmísimo y gelatinoso, aunque fallaban los acompañamientos, en un plato en exceso minimalista: dos trocitos de cebolla y una buena salsa ácida de canela (tan poca que sólo daba para el primer mordisco).

    Una de las cartas de vinos mejor hechas de Barcelona, y a precios de derribo. Creo que no hay ni un vino que no me apetezca, y casi ninguno que no pudiese pagar. Uno de los puntos fuertes del restaurante.

    2 menús, pan, servicio y agua, una botella de Terroir al Limit Vi de Poble (35€), 4 amontillados Siete Sabios y 2 copas del Coteaux du Layon básico de Baumard, 184€.

    KUO: japonés de moda en la zona alta de Barcelona (fui por un compromiso) que comento por si acaso a alguien le invitaran a ir. Lleno hasta la bandera; más que lleno, con colas y gente dispuesta a esperar 40 minutos por comer. Ruidoso. Camareros upselleadores y penetrantes. Cocina fusión tremebunda: nigiris con foie dulzones, el peor ceviche que he probado (pulpo gomoso, algas insidiosas etc.), aceites de trufa por doquier etc. En su descargo el precio, salimos por 36 euros tras haber comido mucho y con una botella de vino (Pazo de Fefiñanes ) para 3.

  21. Lagerun

    Holden, cómo eres.

    Sin duda locales como StreetXO, DiverXO, Sudestada, Chifa, Punto MX, Nikkei225 y alguno más que seguro se me escapa en esta línea le están haciendo muchísimo bien a la restauración madrileña, pero están aportando de nada a absolutamente nada a la autenticidad de esta ciudad. Cosa, por otro lado y en mi opinión, beneficiosa, dado el punto en el que nos encontramos.

    Prefiero un Madrid que se parezca a Londres, por poner un ejemplo, a un Madrid que se parezca a Madrid, vaya.

    Estoy seguro de que estás de acuerdo conmigo.

  22. Toma, y a mí también me gustaría que Barcelona se pareciera mas a Londres que a Zagreb o a Split.

  23. En cualquier caso la tradición gastronómica en Londres será una mezcla de restaurantes de influencia francesa y lo que se han traído de sus colonias y alrededores. Por lo demás es imposible que Madrid se parezca a Madrid, porque no hay nada a que parecerse. La tradición gastronómica madrileña, la hostelera, al menos, tiene una historia de cuarenta años siendo generoso. Así que si hay un espejo donde Madrid podría mirarse es lo que dejó Oyarbide y lo que están dejando Abraham García, Camba o las grandes marisquerías -O’Pazo, Portonovo. Ahora hay un buen ejemplo con la salida de la mayoría del personal de sala de Piñera, que bebe de Zalacaín y del que nacen Álbora y Lúa. Madrid, gastronómicamente, está cimentando un patrimonio importante en los últimos años pero creo que necesita bastante más tiempo.

    El caso de David Muñoz es especial, porque precisamente él si recoge mucha influencia de Madrid en su cocina. Y probablemente con el tiempo veremos una influencia “española” en la cocina de Arévalo que, me consta, le tiene mucho aprecio a platos como los callos.

  24. En estos momentos, mi restaurante favorito de Madrid en NIKKEI 225: sabor, emoción, riesgo, sorpresa y diversión. En los platos y en las copas. Y a precio más que razonable.

    Y lo mejor es que no se ve límite a las capacidades de Luis.

  25. Magellan

    Un saludo,es mi primer comentario en este magnífico blog y cómo no podía ser de otra manera es sobre DiverXO,a día de hoy,mi restaurante de referencia en muchísimos kilómetros a la redonda.
    Hace unos días,nueva visita a DiverXO.Sin duda,nuestra experiencia más redonda allí y eso que el nivel estaba altísimo.
    Menú sin altibajos cargado de novedades.Todos los platos rayaron a gran altura.Nuevas técnicas,ensamblajes inéditos,eclosión de sabores,constantes segundos y terceros vuelcos y enorme belleza estética en los platos lienzo.
    Paso a comentar alguna de las composiciones que más nos entusiasmaron.
    Excelente el espárrago a la mantequilla negra,cerceta y salmonete.Todos los ingredientes conviven en perfecta armonía y logra que el sabor del espárrago sea dominante a pesar de la potencia y la intensidad de la cerceta.Uno de los platos del año.
    Sublimes los niguiris de huevo y bacalao.Uno de ellos espolvoreado con¨polvo de carbón¨ consiguiendo un impactante deje ahumado.
    Inolvidable la textura y el sabor de la carne de buey con condimento de arenque.Además este plato,por sugerencia de Javier,lo acompañamos con un Amontillado Tradición 3o años y resultó una tremenda combinación.
    Nivelazo también en los postres.Cierto es que la nueva tendencia en DiverXO es que apenas haya diferencia entre lo dulce y lo salado.Y lo consiguen,alguno de los postres perfectamente podría pasar por un plato salado.Nos gustó especialmente el chocolate,wasabi,yuzu y pimienta sansho.Punzante,desconcertante,potente,riquísimo en definitiva.
    La sala dirigida con maestría por Ángela ,funcionó una vez más como un reloj suizo.La labor de Javier Arroyo en el servicio del vino es simplemente impagable.Amabilidad,criterio y elecciones acertadas a precios comedidos.No se puede pedir más.En esta ocasión bebimos un champagne Chartogne-Taillet Millesime 2004,Loco 2011 de bodegas Canopy y el ya citado Amontillado Tradición 30 años.
    Con los GT de Magellan y Martin Miller´s WB, charla interesantísima con David Muñoz.Le vimos más enchufado que nunca y con ganas de dar todavía más guerra.
    Para mí una de las tres mesas imprescindibles en todo el país.Y es que cuando a un talento descomunal le sigue una enorme capacidad de trabajo y una energía desbordante el resultado no puede ser otro.

  26. Bienvenido, Álvaro. Yo iré a finales de mes y todo lo que oigo es bárbaro.

  27. Magellan

    Gracias Carlos,la verdad es que este joven genio no deja de sorprendernos.

  28. Lagerun

    Pues eso, Carlos, que cuando no hay identidad no hay espejo en el que mirarse. O, como tú dices, nada a lo que parecerse.

    Magellán, yo estuve el viernes pasado en DiverXO y coincido contigo en cuanto a los niguiris. A mí me gustó más el “ahumado”. Y de otro planeta me parecieron los chipirones de potera cocinados a la llama del wok con trufa negra y aquellos noodles rotos; así como el sandwich crujiente de rabo de toro y angulas. Por poner dos ejemplos.

  29. Magellan

    Lagerun,coincido plenamente con tu apreciación sobre los niguiris,mejor el ahumado.También en el sandwich de rabo de toro y angulas,muy sabroso y delicado.La sutileza del mollete de curry rojo de pintada,el excepcional lenguado al wok…
    Es diifícil obviar algún plato,todos están a un altísimo nivel.

  30. Yerga

    ¿Me lo parece a mi o Bibendum está elevando el nivel de sus comentarios desde hace un para de meses a unos niveles insospechados?, francamente sus últimos comentarios están a un nivel “espetiano”, parece una carrera de relevos.

  31. Fartón

    Como soy muy facilón, proclive a modas y novedades, y enseguida me dejo influir por los gastrolíderes de opinión, hoy me he pasado por StreetXO. No es Diverxo, obviamente, pero indudablemente tiene su gancho. La cuestión de la barra incómoda, sin taburetes, cocina abierta, oliendo lo que se cuece, y el marraneo de comer con las manos, pueden no gustar a muchos, pero entiendo que son parte de la gracia. Consiguen de algún modo ese punto “callejero” guarrete pero en un entorno moderno y pulcro, y con una cocina de cierta altura. De la cosa de comer, lo poco que he podido probar (chilli crab y saam de panceta), estupendo: razonablemente complejo pero fresco, sabroso, punzante… Mezclas de dulce, salado, picante, ahumado, hierbas frescas, contrastes de texturas… Fusión, cómo no, pero quizá bastante inclinado hacia el sudeste asiático por concepto y sabores. Tendré que volver a probar más cosillas.

  32. Anónimo

    ¿Algún consejo para asar codornices de los sabios aquí presentes?

    Ya de paso, quiero rellenarlas de hígado de oca y servirlas con unas peras asadas. Si tenéis consejos sobre la farsa u otros extremos de la receta, se agradecerán también.

    Gracias!

  33. Yerga

    ¡¡¡Diós Santo Anónimo!!! , codornices en sarcófago es tu receta sin dudarlo.Primero visiona El Festín de Babette , luego sigue paso a paso esta receta que puedes encontrar en guguel:
    “Codornices y foie gras.
    4 codornices (mejor si son de caza y no de granja)
    300 gr. de foie gras
    50 gr. de trufa negra
    c.s. de sal
    c.s. de pimienta negra molida
    Limpiar el foie y trocearlo. Con un pequeño cuchillo bien afilado, deshuesar las codornices de modo que queden enteras. Salpimentarlas. Rellenarlas con 70 / 80 gr. de foie gras troceado y la trufa cortada en pequeños trozos. Reconstruir el ave.
    Masa
    30 gr. de harina de trigo
    160 gr. de grasa de pato bien fría
    c.s. de sal
    Amasar los ingredientes. Dejar reposar el pastón 60 minutos en la nevera. Pasado el reposo, estirar la masa a unos 3 mm de grosor. Reservar en la nevera hasta su utilización.
    Sarcófago
    Forrar con la masa que laminamos 4 moldes pequeños. Se pueden usar unas latas rectangulares que sirven para confeccionar los blocs de foie gras. Sus medidas son de 10 x 15 cm, de altura. Existen unos moldes individuales específicos pero son muy difíciles de encontrar.
    Colocar en cada sarcófago una codorniz. Confeccionar con la masa que ha sobrado unos pequeños rectángulos de 10 x 5cm que colocaremos sobre cada molde. Soldar con el resto de la masa. Hacer una pequeña chimenea en la parte superior del sarcófago con la punta de un cuchillo.
    Hornear a 180º C durante 20 minutos.
    Fondo al vino de Madeira
    15 cl de fondo de pato
    50 gr de trufa negra
    c.s. vino de Madeira
    c.s. sal
    c.s. pimienta negra molida
    Reducir el fondo de pato con la trufa picada. Añadir el vino de Madeira. Salpimentar y reservar.
    Servir el sarcófago con el fondo al Madeira bien caliente”

    Si las codornices son de caza y salvajes te las habrás cargado , pero como supongo que no, las realzarás

  34. Yerga

    Ya de paso comento que las peras asadas con nata agria y reducción de tinto es mi postre preferido el día de Navidad

  35. Carlos

    Yo sólo añadiré a la receta de Yerga -tremenda- que las codornices de Las Landas suelen venir gorditas y ricas. Merece la pena pagar un eurito más.

  36. Yerga

    Casualmente servidor tiene un amigo en el pueblo que caza , solo caza salvaje , y me proporciona unas codornices (a 20 euros la docena) espectaculares , con las cuales me hago unos arroces y unas frituras de preocupar.Los sabores de las pechugas me han provocado mas de un desmayo.
    Si son de granja que sean gorditas, estoy de acuerdo

  37. Licenciado Vladimiro

    Yerga, Eesa receta es imposible para un Pepe Gotera de los fogones como yo…de las trufas menor no hablamos…

    Me refiero a algún consejo sobre tiempo de cocción, cómo deshuesarla etc. Es la primera vez que me pongo a cocinar una codorniz.

  38. He estado en StreetXo, pero no voy a contar nada, que ya debéis estar hasta los huevos.

  39. Carlos

    Licenciado, aquí te dejo la receta que Cristophe publicó de los pichones en crapaudine de Santamaría. No es lo que buscas, pero te puede dar unas ideas.

    Yo te doy mi versión de la jugada. Varios puntos:

    1) Deshuesar una codorniz es harto complejo. Yo iría a una carnicería buena a que me lo hicieran. En Barcelona no te faltarán, supongo.

    2) Yo sí usaría la farsa que propone Yerga, con un poco de crema de foie y trufa. Sencillamente haz un fondo oscuro con verduras y la carcasa y redúcelo mucho -en olla express media hora queda fenomenal. Luego cuelas y añades el foie y la trufa. A la manera en la que harías una crema de becada, pero sin usar interiores del ave. Cuando tenga consistencia suficiente, podrás usarlo como farsa. Reserva un poco del fondo para la presentación.

    3) Hay que bridarlo -en la receta se presenta simplemente abierto el pichón. No es especialmente complicado, pero si ves que no te apañas, vete con la farsa a la carnicería.

    y 4) Yo les daría quince-veinte minutos -depende del tamaño- de horno a 150 grados y un golpe fuerte de plancha y las dejaría reposar. En ese orden. Envuélvelas en albal durante cinco minutos. Soltarán jugo, pero menos que si no las envolvieras. Este jugo lo podrás usar con un poco de la reducción del fondo que reservaste, junto con una punta de mantequilla clarificada, para darle brillo y ligarla. Emulsiona la salsa con unas varillas para presentar.

    Espero que te sirva.

  40. Anónimo

    Gracias Carlos, extraeré ideas de ahí…

  41. Ayer estaba yo viendo capitulos de The Naked Chef del 2000 o asín, y me gusto uno en el que hacía una mezcla de mantequilla, jamón, hierbas y no se que más: a continuación metía las manazas con el potingue entre la piel y la carne de las pechugas. Eso según l hacía que quedaran jugosas y sin necesidad de ir regando y tal.
    Bendito guarreras, oiga, eso lo voy a hacer yo

  42. Pues las codornices quedan muy bien en fricando. Con sus moixernons secos (perretxicos), mucho mejor. separando las pechugas antes para que no se sequen y hacerlas al momento… van francamente bien

  43. Yerga

    Sabio, muy sabio Liga.
    Servidor cuando se encuentra solo y deprimido limpia bien las codornices, soplete en mano, las cuartea , las dora intensamente en una mezcla de mantequilla calrificada y aove(a fuego muy bajo), , estofa cebolla roja, desglasa con agua, añade unas senderuelas (moixernons), muele pimienta negra, un toquecillo de nuez moscada, lo deja cocer una par de horas, que se sequen bien las pechugas,bien estropajosas y aluego le arroja valientemente un puñado de arroz.
    A los 18 minutos se me pasa la depresión

  44. Fartón

    Buena comida hoy en R de la Calle. Atrevimiento y personalidad en los entrantes, centrados en lo vegetal, y muy buena mano en los clásicos de la casa, incluyendo un arroz con bogavante que (la excepción que confirma la regla) está que se sale. Me quedé con ganas del degustación en plan gastrobotánico radical, pero había demasiada seta para mi mujer.

  45. Malinche

    Ya he probado 6 platos de StreetXo y la impresión es muy buena. Excepcionalmente buena si tenemos en cuenta que apenas lleva 15 días rodando. Me gusta el concepto y el resultado aunque seguro que se irá perfeccionando con el tiempo. De hecho hoy había 4 o 5 platos que nuevos, además de algunos cambios sobre otros de la semana pasada. Es importante romper con las ideas preconcebidas. Es un sitio distinto, fresco, donde se interactúa con los cocineros/camareros. No tiene sentido que se califique en virtud de estándares clásicos. No ofrece postres, no tiene sala, no tiene carta de vinos y la cerveza se les acaba los días de mucha tralla. Pero ofrece otras muchas cosas: sorpresas, emoción, alegría, vértigo y, sobre todo, placer. Por cierto, el ritmo, impecable.

  46. Carlos

    Estoy de acuerdo en lo de las ideas preconcebidas, Malinche. Y si la formula va a funcionar o no por la incomodidad o por el ritmo. Yo creo que es el tiempo y el mercado el que pondra las cosas en su sitio. A diferencia de DiverXO, es un negocio que necesita volumen y rotacion, asi que en los proximos meses se vera si importa que sea street o burgues. Yo apuesto a que va a ser un cañon.

  47. A veces le damos demasiadas vueltas a las cosas. En mi opinión StreetXo es un cañón de artillería. Disfrutemos mientras podamos.

  48. Totalmente de acuerdo con los comentarios positivos de StreetXO, he estado un par de veces y todo lo que he probado de notable para arriba, el servicio bastante rapido y muy agradable, con ganas de hacer disfrutar al cliente.
    No es ni DiverXO ni su pret-a-porter, es algo diferente, divertido, con conceptos que se dan en DiverXO pero de una forma mas inmediata, menos tecnica quizas, lo cual no quiere decir que no haya detras mucha elaboracion, que la hay para los fondos, para las carnes, para las salsas, en las recetas, etc. Comida callejera con tecnicas de alta cocina.
    Viendo algunas de las aperturas de este año en Madrid: Lakasa, Chifa, Albora, Punto MX, StreetXO me parece que esta siendo un año, en lo gastronomico, divertido.

  49. donbibendum

    Yo creo que nunca se ha comino tan bien en Madrid como ahora. A falta de ese gran restaurante gastronómico emblemático, la oferta de calidad media-alta ha aumentado notablemente, y en especial, la de cocinas foráneas. Casi, un Londres en pequeñito.

    Y como bien dice Ainur, con alternativas variadas y muy divertidas. Disfrutemos mientras podamos.

  50. Estoy con Bibendum y Ainur en lo de que nunca se ha comido tan bien (ni con una oferta tan amplia) en Madrid. Sobre todo en la franja que se mueve en torno a los 50€, la que parece más sensata en estos tiempos que corren. Mola.

  51. Finde/puente en Barcelona. Hacía mucho (demasiado) que no iba y, la verdad, es una ciudad donde uno se lo puede pasar de maravilla. Barcelona se mueve.
    Voy a dividir un poco la crónica porque sino va a ser un misal infumable…
    LOS DESAYUNOS
    Los desayunos “de forquilla” (de tenedor) son uno de los atractivos gastronómicos de Barcelona. A los catalanes les encanta desayunar en condiciones (Santi Santamaría relata numerosas crónicas de este tipo de ágapes en sus libros) y eso se nota.
    Pinotxo. Poco que añadir a lo ya contado. Lugar mítico donde los haya, donde Juanito sigue despachando, tras esa diminuta barra, una serie de platillos basados en una buena mano en los guisos y un producto bestial. Clásicos como los garbanzos con butifarra negra y piñones, las monguetas con chipirones, la cap-i-pota, callos, la carne guisada con setas… conviven con gambas rojas de Palamós, bogavantes, navajas… excelsos. Un sitio para visitar alguna vez en la vida.
    Casa Guinart. También en La Boquería. Otro lugar con la misma base que el anterior, al que se añaden una selección de chacinas ibéricas y un laterío portentosos. Sepia con albóndigas, guiso de rovellones, jamón 5J… otro lugar muy a tener en cuenta.
    Can Ravell. Una dirección otrora secreta y que cuenta con una buena legión de groupies a sus espaldas. Y no es para menos. Un par de mesas corridas en la trastienda de una mantequería excelsa esconden una de las cocinas de producto más interesantes que puede uno encontrar en Barcelona. Para desayunar, desde huevos fritos con papada, morcilla o patatas hasta embutidos o quesos pasando por guisos como callos o rabo de toro. Una selección de vinos sencillamente bestial cierra la cuadratura de este círculo. Un lugar de culto.

  52. Licenciado Vladimiro

    Me encanta el Pinotxo (esos garbanzos son de lo mejor que he comido por aquí), pero cuando uno vive aquí se acaba acomodando y da una soberana pereza bajar al centro de la ciudad y sufrir el turisteo abominable de la Boquería. Me pasa lo mismo con Quimet & Quimet o sitios parecidos, que acabo bajando allí cada 3 meses o así.

    Espero tus restantes crónicas, Pollito. En otra visita con más tiempo, no te olvides de la taberna Can Roca que ya te recomendé. Un sitio con un punto cutre (nada que ver con Can Ravell) pero que es el epítome de los desayunos de forquilla i ganivet.

    En otro orden de cosas, qué grandes quesos venden en La Teca de Vila Viniteca.

  53. Licenciado, entiendo lo que dices. Muchos años sin ir a La Boquería y una sensación de tristeza muy grande de ver en qué se ha convertido. El 50% de los puestos son take-away de frutas y zumos…
    Y me he dejado Can Roca y miles de recomendaciones más. Dos días y medio dan para lo que dan y llevaba un listado con más de 40 pistas… imposible e inabarcable.

  54. Sigo comentando…
    LOS TAPEOS
    Bar Mut. Un local muy pintoresco, mesas altas, barra… y lleno hasta la bandera hasta tal punto de estar todo reservado y tener que comer en la terraza. Gracias a Dios que Barcelona no es Madrid y la temperatura era bastante más agradable. Manejan un producto de miedo y una buena selección de vinos… cobrado todo a precio de oro. Veníamos bien servidos de Pinotxo y tomamos dos erizos, media docena de gambas rojas (bestiales) y unos berberechos al vapor (jurásicos) con dos copas de albariño Tricó. Llama la atención (y clama al cielo) que, en vinos por copas, no haya nada por debajo de 5 euros y pico… Sobre todo habida cuenta de que no son nada excesivamente especial.
    Monvínic. Denominar este espacio como “restaurante”, “vinoteca” o “bar” resulta tan vacío como llamar “móvil” a un iPhone. Selección bestial de vinos (la carta viene en una tablet) por botellas y muy buena por copas. En un sitio así, con este stock, sorprende ver que los precios no son nada severos. Uno ha de andar con cuidado para no volverse loco y perder la cabeza. Un punto importante a favor en la selección por copas es la posibilidad de tomar media copa, de tal forma que tienes acceso a probar vinos excelsos a un precio de mortal. La pena es haber parado únicamente a tomar una copa de vino y una tabla de quesos, catalanes y de pequeño productor -muy buenos-, y de ser solo dos, porque da pie a la lujuria.
    Quimet & Quimet. Un clásico de Barcelona. Un lugar de culto, auténtico, donde las “latas” de conserva son las verdaderas protagonistas. Tropecientos canapés o montaditos elaborados a base de conservas de pescados y mariscos, chacinas, quesos y verduras, a cada cual mejor. Una selección de vinos pecaminosa y a muy buenos precios y una más que interesante gama de cervezas de barril (la de trigo de la casa está brutal). El local es diminuto y cuesta un triunfo hacerse con un lugar donde apoyarse pero, una vez conseguido, el disfrute está asegurado. Ponerse hasta arriba de todo y salir por 15 o 20 euros por cabeza es posible en este garito.

  55. Juanjo

    Segunda visita a StreetXO, de lo nuevo muy recomendable el tuétano y sobre todo la boloñesa a su manera. Si la tienen, hay que pedirla.
    El ritmo muy bueno estando lleno.

  56. Lagerun

    Jesús, muy buena esa entusiasta crónica barcelonesa. Sólo discrepo en un detalle. Ponerse hasta arriba de todo en Quimet&Quimet por 15/20€ por persona es misión imposible. Salvo que tengamos diferentes conceptos de lo que es ‘ponerse hasta arriba de todo’, claro.

  57. Vale Lagerun, algo así como comerte 5 o 6 montados y beberte dos o tres cervezas. Obviamente este precio es poco viable con vino…

  58. Lagerun

    Bueno, vale, te perdono.

    No, ahora en serio, la cuestión no era contigo, que imaginaba habrías probado cuatro cosas, sino de cara a que alguien, al leerte, pudiera pensar que Quimet&Quimet es un sitio económico. Y no es el caso.

    Nada más que eso.

  59. Ya, si sé que es por tocar un poco los webs… No es económico pero tampoco es el Bar Mut. Me pareció un sitio con buena RCP. Seguramente con vino la cosa suba bastante.

  60. Lagerun

    La próxima vez que vayas a Quimet no dejes de llevarte un tarro de crema Advokaat. Cosa rica.

    Y el Bar Mut es un sitio muy peligroso, sí, donde sacuden con una dureza inusitada. Son unos cabrones, pero lo bien que se come y que se bebe… ¿Eh?.

  61. Licenciado Vladimiro

    Yo iba a comentar lo mismo. Precisamente la última vez que estuve en Quimet & Quimet, que sería hace un mes o así, me sorprendió por primera vez la tarifa, casi 60 euros para 2. Tomamos 4 cavas y 2 piscos en total y tampoco comimos demasiado, y sin latas ni nada.

    El Mut es un atraco.

    MonVinic también tiene un enorme peligro. Qué gran sitio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s